ÚNETE A LOS DIABLOS

Hazte socio y disfruta del buen rollo de una Peña con más de 40 socios, con todas sus actividades, acercándote en el mismo estadio, en el fondo D (Grada Baja detrás de la portería) en cada partido. Para cualquier duda nuestro presidente es Ramón Lechuga y su Teléfono es 665494946.


Contacta si quieres con nosotros por Correo (los-diablos-rojiblancos@hotmail.com), Facebook (Diablos Hinchas) o Tuenti (Filipinos Diablos).


Somos una Peña del Granada CF, que fue fundada el 4 de Septiembre del 2008 gracias a tres amigos locos que se juntaron por la pasión a su equipo. Ellos creían que era una locura y que no iba a durar demasiado, pero la Peña sigue en pie, dando guerra y creciendo día a día.


Además de nuestra Sede, los Diablos disponemos de Bombos, Banderas, Bufandas, Polos, Sudaderas, Pancartas, Quedadas, Cenas, Lotería, Copa de Navidad, Equipo de fútbol, ... y muchos otros proyectos por venir. La cuota son solo 5€ al mes o 40€ anuales (ahorrándote dos meses, sale a 4€ al mes) y no tenemos cuota de admisión (somos una de las Peñas más baratas, si no es la más). Además tenemos una sección de Diablillos, para los socios menores de 14 años que no pagan cuota. Las cuotas de la peña incluyen la de la Federación de Peñas, ya que los Diablos es una Peña Federada, teniendo los socios derecho de tener su carné de la Federación para disfrutar de todos sus descuentos. Si te gusta pasártelo bien viendo a nuestro Graná, animando sin parar, no lo dudes y únete a nosotros

26 de septiembre de 2010

5ª Jornada. SAN ROBERTO NOS DA NUESTRO PRIMER PUNTO A DOMICILIO.

 LAS PALMAS 1-1 GRANADA
 
Los de Fabri empatan a uno en el Gran Canaria. Los errores y la expulsión de Geijo vetaron del triunfo al cuadro rojiblanco. El gol de David González abrió el marcador para los locales, pero Carlos Calvo puso el empate de cabeza.


El Granada Club de Fútbol llegaba a Canarias con sentimientos encontrados; por un lado con la tranquilidad y la fortaleza de la última victoria, ante la Ponferradina; y por otro con el cliché de víctima propicia para Las Palmas, un equipo que practica un fútbol portentoso, pero no muy superior al nazarí. Y sinceramente se puede decir a grandes rasgos que venció la primera de esas contradictorias sensaciones.
 
El empate en el Gran Canaria tiene a su vez una doble lectura. De un lado es dulce, debido a la expulsión, tan rigurosa como punzante, de Geijo. De otro da la sensación de que este equipo podría haberse llevado el partido si la defensa anduviera más acertada y el ataque más fino. Minutos antes del gol de David González para los amarillos, Geijo tocó la gloria con su pierna diestra; sin embargo el azar envió el cuero al palo.

En resumen se puede concluir que este Granada; que aunque en líneas generales ha jugado levemente peor que Las Palmas –en cuanto a toque, sociedades y combinación-, pero que en determinados momentos, sobretodo en la segunda mitad –máxime en la expulsión- ha avasallado a los de Jémez; tiene hechuras y tiene mucho fútbol que brindarnos. A la contra apenas que afine un poco la puntería será letal.
 

 
Y es que los de Fabri llevaron la iniciativa y salieron fuertes. A los dos minutos Dani Benítez encaró en diagonal la meta local, Abel Gómez; sólo en la derecha no fue visto por el mallorquín, y éste chutó a las nubes.
 
La Unión Deportiva Las Palmas dio la réplica con una ofensiva conducida por Álvaro que tuvo que sacar con la rodilla Mensah. Dos minutos más tarde el propio Mensah perdió una carrera contra Guayre por la que tuvo que infringir el reglamento incurriendo en una falta que le costó la amarilla.
 
 
 
El Granada se desinfló ligeramente aunque siempre llevó la batuta. El equipo local, sin embargo, aguantó el envite y se acercó con más disciplina en los primeros minutos. Pero los rojiblancos realmente llevaron peligro y juego de ataque sobre la meta canaria. A los diez Mikel Rico enchufó un potente disparo desviado.
 
Las Palmas lo intentó tímidamente, aunque con mucho criterio; basculando y haciendo cambios de ritmo. Al cuarto de hora un mal despeje de Abel lo aprovechó Josico para disparar a quemarropa a Roberto, quien en dos tiempos salvó los muebles in extremis.
 
 
Lo mejor sin duda era el aguante, lo peor las fricciones de la zaga que convertían cada intentona amarilla en ocasión clara. Entre Aythami, Vitolo, Viera y Guayre, los insulares consiguieron romper la hoja de ruta de Fabri. Roberto volvió a meter la mano en el veintisiete para salvar el enésimo error en el centro del campo, y Dani Benítez y Collantes lideraron el ataque rojiblanco.
 
 
Primero el gaditano, en una incursión por la derecha, salvada por Barbosa; y más tarde el balear con un centro al corazón del área que Geijo cabeceó fuera por centímetros; pusieron el corazón en un puño a la grada local. Poco después una buena jugada de los de Jémez, con la inestimable colaboración de una obtusa defensa, dejó a Vitolo sólo contra Roberto, el mejor del Granada, que sacó mano a mano el balón a córner.
 
 
A base de paredes Las Palmas mareó a toda la línea defensiva del Granada. Y a la contra, o a balón parado, metió mucho miedo el cuadro de Fabri. Al filo del descanso una falta en tres cuartos de cancha botada por Abel, se le complicó en demasía a Barbosa que finalmente atajó abajo el esférico. Así nos fuimos al descanso: con cero a cero.
 
En la reanudación Las Palmas volvió a darle trabajo a Roberto que desbarató las arribadas grancanarias. El Granada contestó con tres saques de esquina consecutivos y un centro de Benítez que mandó desviado Geijo.
 
Fabri fue asentando su modelo con el paso de los minutos, a su juego solo le faltaba algo de sobriedad defensiva. Metió a Calvo por Collantes, decisión que a la postre resultó providencial. Un pase al hueco sobre la posición de Geijo en el doce de la segunda mitad dejó sólo al helvético para que éste, con una ligera vaselina, chocara la pelota contra la madera.
 
Los errores se pagan y apenas dos minutos más tarde, a la salida de un córner, el balón llegó hasta la posición de David González en la frontal del área. Nadie salió a cubrir la marca, y González hizo el primero.
 
El tanto sentó como un jarro de agua fría en la parroquia granadinista. Abel Gómez chutó directo de falta a los veinte y Barbosa se lució con un palomitón para blocar el balón. Carlos Calvo recibió de Benítez que se encontraba en la izquierda, y el ex xerecista, sólo, no atinó una vez más ante Barbosa. Para colmo el árbitro; fluctuoso y casero, aunque valiente; mostró la segunda amarilla a Geijo por protestar, y el suizo vio el camino de los vestuarios.
 
 
Fabri necesitaba reaccionar urgentemente e introdujo a Orellana por Bergantiños. Minutos más tarde, el fútbol hizo justicia y un balón colgado desde el centro del campo de Abel lo peinó a meta Carlos Calvo, el empate se producía cuando menos se esperaba, con uno menos. ¿Será verdad eso de que se juega mejor con diez que con once? Pues el caso es que el Granada encontró el camino de la reacción, y lo hizo con credibilidad. Parecía que fueran los insulares los que tuvieran déficit de futbolistas sobre el verde.
 
Abel salió por Kitoko y el Granada tomó el control del choque, no en vano el tiempo se agotaba y el viraje se antojó imposible. Al final empate con diez y buena sensación, el Girona será el próximo rival. Equipo el catalán que jugó a la misma hora que los granadinistas. Y que en Montilivi pasó del dos a cero favorable, al dos a tres en las postrimerías ante el filial del Villarreal.
 
 
FICHA TÉCNICA
UD Las Palmas: Barbosa; Ruymán, Samuel, David García, Josico (Pollo, min. 74), Aythami, Guayre (Armiche, min. 61), Álvaro Cejudo (Sergio, min. 83), Jonathan Viera, David González y Vitolo.
Granada CF: Roberto; Nyon, Rubén, Collantes (Calvo, min. 57), Dani Benítez, Mikel Rico, A. Bergantiños (Orellana, min. 69), Lucena, Geijo, Abel Gómez (Kitoko, min. 86) y Mensah.
Goles: 1-0, min. 60: David González. 1-1, min. 77: Calvo.
Árbitro: Bernabé García (Comité murciano). Expulsó al jugador del Granada Geijo, por doble amarilla (min. 68). También amonestó a los locales Vitolo y Josico, así como a sus rivales Nyon y Mikel Rico.
Incidencias: Un total de 18.632 espectadores acudieron hoy al Estadio Gran Canaria.

20 de septiembre de 2010

4ª Jornada. ESTRENAMOS CASILLERO Y NUEVA UBICACIÓN EN EL ESTADIO.

GRANADA 2-0 PONFERRADINA

Los de Fabri vencen gracias a los goles de Nyom y Geijo. Los errores defensivos pudieron condenar puntualmente a los de Fabri, pero finalmente el resultado no se movió. El Granada Club de Fútbol por fin ha visto la luz al final del túnel. Tras un inicio de temporada aciago, los de Fabri sumaron ayer tarde su primera victoria en el regreso a Segunda. Tuvieron los pupilos del gallego dos caras. La buena; la de la efectividad; y la mala, la de los despistes. Lo mejor sin duda es la salida de los puestos de descenso, ocupados ahora por el Córdoba, el Recreativo, la propia ‘Ponfe’ y el Tenerife, que es colista.
 
 
Un partido en el que destacó más la labor física de jugadores como Nyom, inmenso en ambas partes del campo, Mikel Rico o Jonathan Mensah, el Granada supo llevar mejor el ritmo de los acontecimientos que el equipo berciano, el cual pecó de pardillo en la acción polémica del partido. Corría el minuto 23 de la primera mitad, y los jugadores de la Ponferradina reclamaron que Allan Nyom no lanzó el balón fuera cuando un rival se encontraba tendido en el césped, lanzándolo por contrario al fondo de las mallas desde aproximadamente 35 metros en una vaselina espectacular. Y es que en esta Liga Adelante uno no puede ponerse a pedir que el rival no ataque porque alguien tenga a bien el hacerse el lesionado.
 
 
Las protestas de los miembros, ya no solo de campo, de la Deportiva, propiciaron la expulsión de su delegado, y descentraron por momentos a los jugadores, aunque éstos supieron sobreponerse y, en cierto modo, se vieron espoleados y acosaron por momentos el marco de Roberto, con Yuri como máximo exponente atacante.
 
El segundo gol rojiblanco bien podría sintetizar lo que vienen siendo el 80% de las jugadas en ataque del cuadro de Fabri. El balón circula por la medular, sacado previamente con bastante pulcritud por Lucena o Mensah, tras unos cuantos pases entre Bergantiños, Rico y Abel Gómez alguno de los tres encuentra el hueco preciso para mandarle el balón a Dani Benítez, y él se encarga del resto. El estado de forma del mallorquín es supremo, de categoría máxima que dicen por ahí, y de sus botas nació el centro raso que Geijo, en un gran desmarque, y con no menos clase, alojó en la meta defendida por Mackay. 2-0, resultado justo, y ya solamente quedaba dormir el partido.
 
 
De ahí al final poca cosa más, el Granada contemporizó el esférico, la grada, que hoy poblaba los cármenes en torno a los 12 ó 13.000 espectadores, pidió a Tariq y pitó, quizá injustamente, a Fabri, el cual puso en liza al emiratí faltando escasos 5 minutos de partido, debido a la amarilla que le fue mostrada mientras realizaba ejercicios de calentamiento. Una vez el equipo se ha quitado el lastre que suponía un 0 en el casillero de puntos las cosas deben ir poco a poco mejorando, el ambiente será más adecuado y tranquilo, las aguas volverán a su cauce y todos, poco a poco, iremos para arriba. De eso no cabe ninguna duda.

 
El comienzo tuvo algo de tedio por parte de ambas escuadras, nadie se podía hacer con la circulación del cuero. Sin embargo fue el Granada quien llevó la iniciativa. Manolo Lucena, que se consolidó en el centro de la zaga tras los problemas de lesiones, tuvo que meter la testa en dos ocasiones. Primeramente para cortar una contra eléctrica y más tarde en un remate a la salida de un córner. A los cuatro minutos, un balón suelto en la frontal fue mandado a las nubes por Bergantiños. El Granada comenzaba a engrasar. Poco después fue Mikel Rico el que lo intentó pero la pelota se marchó alta sobre la portería de Mackay. Sin embargo Ivan Pérez dio la réplica minutos más tarde con un chut colocado que casi sorprende a Roberto.
 
 
Varias veces más lo intentaría el Granada en la primera parte. El 4-2-3-1 fue el sistema elegido por Fabri para afrontar la primera de las finales que tenía ante sí. Collantes creó peligro en una internada, aunque el cuero llegó mansamente a las manos de Mackay. Medio minuto después Nyom, recuperándose de la arribada a área, cogió el balón casi desde el centro del campo y enchufó un disparo magistral que se convirtió en el primer gol del encuentro.

En ese momento José Carlos Granero vio desbaratados todos sus planes. El gol el rompía sus esquemas y el Granada lo seguía intentando. No obstante los bercianos no cesaron en sus intentos y siguieron valiéndose de los despistes defensivos del Granada. A la contra pudo marcar el Granada –Collantes, Nyom y Benítez- pero en el contragolpe también pudo hacer lo propio Yuri.



Y es que los rojiblancos anduvieron dubitativos en labores defensivas, quizás en su afán por sentenciar la contienda. No dio para más el primer tiempo, el Granada se marchaba al descanso con ventaja merced al gol de Nyom.


El segundo tuvo otro signo, el Granada se templó aunque tuvo sus ya habituales desbarajustes defensivos. Para subsanar dichos errores Rubén entró para darle consistencia a la zaga, aunque para ello tuviera que sacrificar el juego de recorrido por el costado. Siquiera se marchaba lesionado.


El juego del Granada adquirió otro matiz. Las bandas, con Collantes y Benítez como estiletes, fueron la principal baza de un Granada ciertamente voluntarioso. Y fue precisamente la calidad de uno de esos extremos, de Benítez, la que dejaría el choque visto para sentencia. Un jugadón del mallorquín por la izquierda llegó al centro para que Álex Geijo con el exterior, y con una calidad inusitada, alojara el balón  en la portería de Mackay. Un golazo, y medio partido en el bolsillo. Lo más difícil estaba hecho.


El paso de los minutos consolidó el resultado. La ‘Deportiva’ ahondó y profundizó con pases al hueco y entre líneas que intentaban pillar “en fuera de juego” a los defensas rojiblancos, aunque más bien los que se quedaron en posición anti-reglamentaria fueron los propios blanquiazules.
 
El Granada siguió intentándolo con Collantes y Benítez por las bandas, pero nadie atinó a rematar sus numerosos centros al corazón del área. El público comenzaba a pasárselo bien y espoleó a un Tariq que calentaba esperando su oportunidad. Benítez vería a la media hora de la reanudación la cartulina amarilla por cortar duramente una contra visitante. Otro de los que maneja el partido a su antojo es Mikel Rico, ese grandísimo tahúr venido desde el norte que puede hacer absolutamente de todo. Limpia la zona de destrucción, crea, baja y sube; simplemente es un multiusos. Los últimos minutos deshicieron completamente al cuadro berciano que aun así siguió empujando y pudo aprovechar la enésima pifiada de los defensores granadinistas. De Paula, totalmente sólo, remató de cabeza al larguero.
 
Fabri quería arañar minutos y además dar descanso a unos y oportunidades a otros. Óscar Pérez ingresó por Abel Gómez y Tariq hizo lo propio en detrimento del autor del segundo gol, Geijo.


La ovación para Tariq fue mayúscula, el emiratí entraba entre vítores y aplausos. Benítez daría los últimos coletazos de la banda derecha. El mallorquín probablemente sea el mejor jugador que ha pasado en muchos años por aquí, y eso se agradece. Su pujanza, su denuedo y su calidad se manifestaron una vez más en pos de un mejor Granada. Los primeros tres puntos ya están en la buchaca.


FICHA TÉCNICA
Granada: Roberto; Nyom, Siqueira (Rubén, min.51), Mensah, Lucena; Bergantiños, Mikel Rico, Abel Gómez (Óscar Pérez, min.85), Collantes; Dani Benítez y Geijo (Tariq, min.88).
Ponferradina: Mackay; David Malo, Jano, Cuadrado, Pepe Alcaide; Miguel Ángel (Jonathan Ruiz, min.64), Del Olmo (De Paula, min.55), Toribio, Iván Pérez, Yuri; y Mayor (Rubén Vega, min.77).
Goles: 1-0, m.23: Nyom. 2-0, m.57: Geijo.
Árbitro: Jaime Latre (Comité Aragonés). Expulsó con roja directa por protestar al delegado visitante José Antonio Blanco en el minuto 23. Además, mostró cartulina amarilla a los locales Dani Benítez y Tariq y a los visitantes Miguel Ángel y Pepe Alcaide.
Incidencias: Partido correspondiente a la 4ª jornada de la Liga Adelante disputado en el Estadio ‘Nuevo Los Cármenes’ ante más de 12.000 espectadores. Terreno de juego en buenas condiciones.

COMUNICADO DE LA PEÑA. El Club encuentra una Solución satisfactoria.

Por fin podemos decir que se ha encontrado una Solución satisfactoria ante los incidentes de los anteriores encuentros. Los Diablos Rojiblancos y Marea Rojiblanca nos hemos visto obligados ante las circunstancias a cambiarnos de zona en Los Cármenes. El Club nos facilitará el poder cambiar nuestros asientos para unirnos, en la parte cercana a Preferencia del Fondo del Marcador, a la Peña Frente Norte. Les damos las Gracias a Frente Norte por la Gran Acogida que nos dieron en el encuentro de ayer ante la Ponferradína, juntos seremos más fuertes y pasaremos buenos momentos disfrutando de nuestro Granada cada jornada. Las tres peñas hermanas, Frente Norte, Marea Rojiblanca y los Diablos Rojiblancos, serán el Gran referente del Fondo Norte.

Desde esta Peña también queremos agradecer las gestiones de Don Francisco Barranco Del Cuerpo, Director Gerente de GEGSA (la propietaria del estadio). Que cumplió con su palabra y aceptó nuestra solicitud para poder hacer uso de uno de los cuartos del estadio como almacén, para poder guardar todo nuestro material (bombo, pancartas, banderas,...). Los Diablos tuvimos el buen Gesto de ofrecer el uso del Almacén a todas las Peñas del Fondo Norte, para que no tuviéramos que estar transportando todo el material cada jornada. Las Peñas Fondo Norte, Marea Rojiblanca y Parque de Nueva Granada aceptaron nuestro ofrecimiento y juntos podremos hacer uso de la instalación.

16 de septiembre de 2010

COMUNICADO DE LA PEÑA. El Club se lava las manos.

Las Peñas de los Diablos Rojiblancos y Marea Rojiblanca se han reunido hoy con el Club, para encontrar una solución a los incidentes de los dos últimos partidos en Los Cármenes. Y parece que al Club no le importa demasiado este problema, ya que no quieren dar ninguna solución al mismo, alegando que es muy complicado cambiar de asientos a los Socios.

A causa de estos incidentes llegó a intervenir la Policía Nacional, en el último partido disputado en Los Cármenes, para controlar a unos pocos energúmenos que no paraban de insultar e incluso arrojar alguna botella, a los Peñistas de las dos Peñas que se encontraban en la zona baja de la Grada, con el insultante argumento de que les molestaba que estuviéramos animando y cantando de pié, como siempre hemos hecho varias Peñas en la zona baja de los Fondos. Como si no hubiera otra grada en el estadio en la que podrían estar tan a gusto, calladitos y sentaditos.

No tenemos porque aguantar esta situación tan incómoda, más teniendo en cuenta que dentro de las peñas hay algún niño pequeño, que tiene que soportar toda la situación. Pero el Club se lava las manos. Quién sabe lo que tendremos que aguantar este domingo.

12 de septiembre de 2010

3ª Jornada. 0 PUNTOS. LA SILLA DE FABRI ESTÁ QUE ARDE.

ALBACETE 2-1 GRANADA
 
El Granada Club de Fútbol pierde en su visita al Estadio Carlos Belmonte de Albacete por dos a uno. El gol de Dani Benítez a última hora no fue suficiente para igualar un partido marcado por la zozobra inicial.
 
El Granada Club de Fútbol continúa siendo colista de Segunda junto con el Tenerife,  Recreativo y Numancia. Los de Fabri perdieron en Albacete tras unos primeros minutos de desaparición defensiva. La primera parte tuvo al cuadro local como claro dominador; en la segunda, aunque con más llegada y con un gol, la reacción fue demasiado tardía y la derrota deja muy diezmados a los nuestros.  



 
José Luis Oltra
Según "Diario en Rojiblanco" el entrenador del Granada CF, parece tener los días contados al frente del equipo rojiblanco:

Según hemos podido saber y así se lo hemos adelantado en la retransmisión que Onda Paraíso Radio ha realizado del partido Albacete y Granada, el club rojiblanco tendría atado al entrenador, ex del Tenerife, José Luis Oltra, que ha llegado a un acuerdo con la directiva rojiblanca, por si el equipo sigue ofreciendo, los malos resultados que ha ofrecido en los inicios de Liga.

Tanto es así, que el técnico Valenciano, ya habría encontrado lugar donde residir en la capital granadina y esta preparado para llegar a Granada en cuanto se le requiera.

Los últimos resultados cosechados por el conjunto rojiblanco y sobre todo la sensación de poder haber echo algo mas en ambos encuentros, han precipitado los acontecimientos y parece ser que esta todo preparado para el cambio de técnico.


Si ya de por sí el espectáculo en el césped no fue bueno, algunos aficionados quisieron añadir una nota más triste al protagonizar unos altercados en los últimos instantes del encuentro. Tras un cruce de insultos durante todo el partido, algunos seguidores rojiblancos saltaron la valla que separaba a ambas hinchadas en el tiempo de prolongación y se enzarzaron en una disputa con los seguidores albaceteños.

La Policía Nacional tuvo que intervenir y al final se llevaron del estadio a cuatro detenidos, uno de ellos un menor. A cada uno de los adultos se les ha impuesto una multa de 3.000 euros. Al finalizar el choque, las fuerzas de seguridad retardaron la salida de los aficionados granadinos para evitar así que ambas aficiones se mezclaran y volvieran a surgir más roces. 

 
 
Fabri apostó por un 4-2-3-1, planteamiento que tuvo que modificar en el segundo tiempo con un 4-4-2 tras el carrusel de cambios que provocó el chorreo del primer acto. No se habría cumplido un minuto de juego cuando Asen remató fuera. Y no sería un espejismo, pues a los dos minutos Núñez chutó y Roberto tuvo que mandar el balón a la esquina. Minutos después pudo marcar el cuadro de Fabri, pero Carlos Calvo sólo ante el portero mandó el balón a las nubes. Los primeros minutos tuvieron dominación alterna, aunque los albaceteños llevaron algo más las riendas del mismo.

Como viene siendo habitual últimamente, Benítez y Orellana intercambiaron sus posiciones. Benítez se fue a la derecha y Orellana hizo lo propio pero en la izquierda. El Granada parecía dormido, el Albacete se aprovechó de ello. La fragilidad defensiva iba a costar muy cara, pues un error de toda la zaga, subsanado en primera instancia por Lucena, arribó a De La Cuesta que batió a Roberto. Benítez respondió con un trallazo de falta directa que sacó Keylor Navas. El gol manchego, sin duda, fue una acción aislada que estaba condenando a un Granada muy desafortunado pero que no aprende de los errores.
 
A renglón seguido otro descuido monumental de los de Fabriciano volvió a ser aprovechado por el Albacete para poner otro balón en el fondo de la portería granadina. En esta ocasión sería Asen quien tras centro de Núñez, y con Máinz como marca rematara de cabeza para darle el segundo a los de Calderón.
 
Los minutos que restaban para el descanso sirvieron para que el Granada perdiera totalmente la confianza y el ‘Alba’ se subiera a la parra. Varias fueron las llegadas de los de Calderón al área rojiblanca, mientras que el Granada no terminaba de encontrar la llave del choque. A tres para la conclusión del primer tiempo, Mikel Rico lo intentó pero Keylor Navas, bien posicionado, atajó la pelota.  La fría primera mitad, con un Granada aletargado, pudo terminar con un tercer gol local. Pero ni Asen, ni nadie pudo rematar la peligrosa contra propiciada por los despistes del Granada. Así llegamos al descanso, con una paupérrima imagen de los rojiblancos.
 
Los primeros minutos de la segunda mitad tendría un guión parecido al de la primera, el Granada medio empanado, el Albacete provechoso de ello. Pero con el paso del tiempo fue cambiando la pinta. De inicio, Fabri arriesgó agotando todos los cambios: Tariq, Collantes y Abel entraron por Kitoko, Orellana y Calvo. Poco a poco fue aproximándose el equipo de Fabri al área local, pero claro; no se puede hacer en quince minutos todo lo que no se ha hecho en cuarenta y cinco; y la diferencia entre Granada y Albacete no fue tan ostensible como la que había dado ventaja al queso mecánico en la primera parte.
 
A los trece lo intentó Benítez de falta muy cerca desde donde la clavó en Copa ante el Betis, pero el esférico se perdió por la línea de esquina. El Granada había tomado el mando de la nave, pero no terminaba de definir cara a gol. El Albacete continuó con su partido de contención y aguante, pues que el resultado le era muy favorable, y difícilmente variaría. Además las contras suponían un peligro inminente para los nazaríes que pudieron quedarse definitivamente sin premio en el veinte.
 
El Albacete realizó dos cambios; Cuevas y Summy ingresaron por Sousa y Asen, el autor del gol, respectivamente. Con ellos, el cuadro blanco, tuvo una línea continuista; dos jugadores de refresco para mantener las mismas constantes vitales y amarrar el choque. El debut de Tariq en Segunda División pudo tener un broche perfecto con el gol del emiratí. Pero ni él, sólo, ni Geijo, también sólo y sin portero, no consiguieron rematar debido a la traba que sufrió el helvético con el cuero.
 
No era el día del Granada, poco después ni Geijo ni Mikel Rico consiguieron contactar con el esférico cuando se encontraban en posición franca de remante. El ‘Alba’ iba a agotar sus cambios: Alan Baró entró por Núñez. Pero el fútbol siempre tiene un último as en la manga para los valientes, y Benítez a falta de cuatro minutos por fin atinó con la meta contraria. Quedaba poco tiempo pero el suficiente para empatar. El Albacete se limitó a defender y perder tiempo para que no les aguaran a última hora su feria.
 
 
En el último minuto el Albacete marcó, pero la jugada ya había sido anulada. El árbitro descontaría cuatro, tiempo suficiente para crear una ocasión. Pero dicha ocasión nunca llegó. La nota más negativa no fue la derrota, sino el enfrentamiento de ambas hinchadas en la zona de tribuna. Colistas, ahora toca pensar en la ‘Ponfe’.
 
FICHA TÉCNICA
Albacete: Keylor Navas; Kike, De la Cuesta, Tarantino, Toni; Sousa (Summy, minuto 57), Verja, Núñez (Alan Baró, minuto 84), Tato, Antonio López; y Asen (Nelson Cuevas, minuto 65).
Granada: Roberto; Nyom, Lucena, Máinz, Rubén; Kitoko (Abel, minuto 48), Mikel Rico, Orellana (Collantes, minuto 48), Benítez; Carlos Calvo (Tariq, minuto 48); y Geijo.
Árbitro: Trujillo Sánchez del colegio tinerfeño. Fue asistido en las bandas por Francisco Javier Martín García y Francisco J. Vázquez Fernández. La labor de cuarto árbitro corrió a cargo de Alfonso Melgares de Aguilar Fernández.
Incidencias: partido correspondiente a la tercera jornada de la Liga Adelante entre Albacete y Granada en el Carlos Belmonte ante 4.473 espectadores.

YA TENEMOS LOTERÍA DE NAVIDAD DIABLA

DESDE EL INFIERNO LLEGARÁ EL GORDO

No te pierdas la oportunidad de poder ganar el Gordo de Navidad con este número y hazte con él. Acércate a nuestra Sede en los Billares Cervantes (Plaza del Campillo, 5, Granada) o contacta con nosotros por Tuenti o Facebook.


 Si eres de la Peña llévate unos cuantos décimos y ayúdanos a venderlos.

10 de septiembre de 2010

COMUNICADO DE LA PEÑA

Los Diablos Rojiblancos queremos denunciar públicamente los incidentes ocurridos en los dos primeros encuentros en Los Cármenes de esta temporada

A principios de verano se le comunicó al Club nuestro deseo de cambiarnos de zona en el estadio, pasando del Fondo C al D. Y nos ubicamos en la Grada baja que pega a Tribuna. Se les avisó y el Club nos dijo que informaría a todo el que quisiera hacerse socio en esa grada, de que allí estarían unas Peñas y como todas las buenas Peñas de nuestro Graná, estarían de Pié animando con todas sus fuerzas.

Pero la malafollá Granaína tenía que salir tarde o temprano, jodiendo el buen rollo de las Peñas. En los dos últimos encuentros en casa hemos tenido que sufrir insultos, incluyendo algunos racistas, y protestas injustificadas de un pequeño grupo de energúmenos, que pretenden que nos sentemos calladitos a comer pipas con ellos. Como ejemplo basta decir que tuvimos que aguantar que llamaran "Puta" o "Negra de Mierda" algunas de nuestras Peñistas.

Ya se les avisó en el primer encuentro y se les dijo que hablaran con el Club para que cambiaran su asiento a otro sitio en el que pudieran estar sentaditos y callados. Pero vemos que prefieren quedarse allí dando por culo a los demás. Esperemos que se arregle este problema más pronto que tarde.

9 de septiembre de 2010

HEMOS PELEADO Y CAÍDO COMO SÓLO LOS GRANDES EQUIPOS SABEN HACER EN LA 3ª RONDA DE LA COPA DEL REY.

 GRANADA CF 2-2 REAL BETIS BALOMPIÉ

  El Nuevo Los Cármenes volvía a vestirse con sus mejores galas, como años atrás, para reeditar  un duelo copero de los que hacen historia. Pero la diosa fortuna sonrió a los verdiblancos en la tanda de penaltis. Todos los béticos marcaron en la tanda de penaltis, pero por el Granada marró Geijo. 


El partido terminó en el tiempo reglamentario con empate a dos merced a los goles de Benítez, por partida doble, de Emaná y de Rubén Castro. Otra vez Dani Benítez puso contra las cuerdas a todo un Betis, con su buena ejecución del penalti y con el MAGISTRAL lanzamiento de falta. Sin duda el mejor jugador del arranque de temporada.

Nos volvemos a acordar de Amaya. Nos falta velocidad en la zaga, nos cogen la espalda. El cansancio se adueñó de los nuestros en ocasiones, pero la afición se hizo eco de la situación y salió en auxilio de los suyos. Que grande esta afición.

Puedo destacar también la gran ocasión de Mikel Rico, que casi nos mete en la siguiente ronda y Muriel que dejó el último detalle del encuentro, con su penalti a lo panenca.
 
No pasa nada. Hemos peleado y hemos caído como sólo los grandes equipos lo saben hacer. La ovación final del respetable a sus jugadores así lo atestigua. Ahora toca volver a la Liga. Esa Liga que se nos ha negado durante tantos años. Así que, sigamos disfrutando porque esto no ha hecho nada más que comenzar.




 
En los primeros minutos fue el Granada el que más lo intentó. A los dos, Benítez pudo quedarse solo delante de Goitia, pero Dorado se cruzó en su camino. Como consecuencia se sacó un córner que Calvo en el segundo palo mandó a las nubes.

Fabri, quien por sanción delegó responsabilidades en su segundo entrenador Javi García, apostó una vez más por el 4-2-3-1 con Mikel Rico formando en el doble pivote junto con Abel Gómez. El cuadro de Pepe Mel salió con un 4-3-3. No habían pasado seis minutos cuando Collantes, tras gran jugada con Carlos Calvo, envió el balón al cuerpo de Goitia. En la jugada inmediatamente posterior un cabezazo de calvo en el segundo palo salió alto por muy poco.


También se apuntó al carrusel inicial de ocasiones Dani Benítez. El mallorquín desde la izquierda hizo la diagonal encaró la meta y chutó con la zurda y el esférico salió a la derecha. A los once, con una afición volcada, un error clamoroso de Cañas volvió a dejar solo a un atentísimo Álex Geijo, quien tras un par de recortes disparó fuera por muy poco.


Las sensaciones no podían ser mejores. En menos de un cuarto de hora el Granada había sometido totalmente a un Real Betis perdido en el verde césped de Los Cármenes. Tres ocasiones en diez minutos era un buen bagaje.

El Betis apenas se había asomado por la puerta de José Juan, pero a los trece, Sevilla a balón parado puso un servicio magnífico al corazón del área que nadie atinó a rematar. Con Dani Benítez como principal puntal ofensivo del cuadro rojiblanco el Granada hizo de la izquierda una banda con muchas posibilidades, Isidoro se mostraba incapaz de parar al balear y el Granada cargó su juego por ahí.

A los dieciocho fue el mismo Benítez el que de media luna, y tal y como le venía, empalmó un chut esplendoroso con la derecha que tuvo que despejar Goitia. El centro del campo era dominado totalmente por un Granada estructurado en torno a la figura de Mikel Rico.


El Real Betis necesitaba un torniquete urgente, es por ello que Pepe Mel optó por cambiar a los dos extremos; Ezequiel se fue a la derecha y Juanma a la izquierda. En la zona de zagueros, Nyom anduvo atento como siempre. El Betis fue sacudiéndose la presión poco a poco hasta que las ocasiones llegaron.

El único desbarajuste defensivo de los de Fabri terminó en el fondo de la portería de José Juan; afortunadamente el linier –bien colocado- ya había parado el juego por posición antirreglamentaria.

Salva Sevilla había sido el autor de dicha acción sobre el arco local y fue el propio Salva Sevilla quien a la media hora de juego enganchó una volea magnífica que salió a la derecha de José Juan. La respuesta del Granada a su propia zozobra vino en el treinta y uno con una acción de Benítez que se perdió por la línea de fondo.

Poco después Salva Sevilla empaló con la derecha un disparo que casi sorprende a José Juan. Con Carlos Calvo como asistente, Mikel Rico quiso imitar a su homólogo en cuadro bético con la misma suerte; balón desviado.

A los treinta y siete por fin los colegiados aplicaron justamente el reglamento con el Granada. Carlos Calvo penetraba por la derecha y Fernando Vega lo derribó en el área. La pena máxima fue transformada por Dani Benítez haciendo justicia a lo visto durante los primeros cuarenta y cinco minutos.



Los últimos minutos tuvieron para todos. Primero Salva Sevilla, con una falta que nadie peinó, y después Benítez, quien tras fabricarse su enésima maravilla sirvió al centro para que Dorado se anticipase a un Geijo que se hubiera quedado totalmente solo, animaron los instantes finales. Con uno a cero ambos equipos encararon el túnel de vestuarios con el Granada como claro dominador.
 
La reanudación comenzó con un Granada henchido que poco tardó en poner tierra de por medio. Ni dos minutos habían pasado cuando Dani Benítez con la zurda y a balón parado puso el esférico en la mismísima escuadra de Goitia. Fue un golazo de falta difícil de describir; simplemente perfecto. El extremo diestro del Granada ha marcado este año tres goles al Betis en menos de quince días.


El cuadro bético quiso reaccionar inmediatamente sin mucha fortuna. A la desesperada lo intentaría el equipo de Mel quien poco después del segundo del Granada tuvo que mover ficha para poner toda la carne en el asador. Ezequiel y Juanma dejaron sus puestos a Emaná y Rubén Castro. El guión se complicó por la infantil decisión de Abel, quien a los nueve vio la segunda amarilla.

 
Acto seguido, Fabri tuvo que recomponer el sistema. Para ello introdujo a Óscar Pérez por Carlos Calvo quedando el centro del campo con Mikel Rico y Óscar Pérez por el centro, Collantes ocupando la derecha y Benítez en la izquierda.

La entrada de Emaná, unida a la expulsión de Gómez, propició que Emaná en el sesenta y ocho sorteara a la defensa en el corazón del área granadinista. Con la ayuda de la defensa y de Israel, el camerunés fusiló a quemarropa a José Juan que nada pudo hacer.


Se fue calentando el choque por momentos ya que las necesidades acuciantes de ambas formaciones hicieron que la deportividad fuera desapareciendo. A los veintisiete de la reanudación Benítez, en una contra no quiso ver a Collantes que andaba solo.

Tres minutos después, un pase al hueco de Emaná lo definió Rubén Castro con una super vaselina sobre José Juan. El partido se volvió loco por momentos; se igualó el resultado y también se igualaría el envite numéricamente. Roversio, en otra inútil falta, vio también la segunda amarilla y dejó el encuentro en diez contra diez. Pepe Mel, en una clarísima declaración de intenciones, decidió jugar con tres defensas muy juntos, cuatro medios y dos arietes. Iba a por el partido.



En los últimos instantes, tras la igualdad numérica, el Granada recuperó el mando del partido. A falta de seis, Diego Máinz cabeceó en el segundo palo y Goitia, cuando la pelota se colaba, metió la mano. Muriel entró en los últimos minutos por Collantes para darle frescor a la banda diestra. El Betis no se amilanó y siguió insistiendo. El Granada hizo lo propio.

Antes del final el Granada pudo marcar, pero Benítez no atinó con la posición de Rico. Y en la siguiente jugada, un rifirrafe entre Dorado y el propio Benítez bien pudo costarle la roja a ambos, pero todo quedó en amarilla. El partido no dio para más. Dos a dos al término de los noventa minutos reglamentarios. Aguardaba la prórroga.

La primera parte de la prórroga fue ciertamente aburrida. Sólo la calidad de Rubén Castro por la izquierda rompió algo el tedio del tiempo extra. Fabri quiso que Dani Benítez descansara y para ello introdujo a Pedro Barrancos al filo del descanso de la prórroga.


Una falta de Salva Sevilla pudo consumar la remontada del cuadro verdiblanco, pero José Juan rectificó su mala posición y con el puño izquierdo sacó el balón de la mismísima escuadra. Así agonizó la primera parte de la prórroga, todo quedaba pendiente para los últimos quince minutos antes de los penaltis.


La segunda mitad de la prórroga comenzó con dominio visitante, el Betis acorraló al Granada, el Betis siguió con su política de acoso y derribo. A los cuatro de la segunda mitad José Juan despejó una falta botada por Salva Sevilla. Pedro Barrancos quiso responder un minuto después sin fortuna.

En el once de la segunda parte de la prórroga, Mikel Rico enganchó desde el aire un balón espectacular con la derecha con dirección escuadra. Pero Goitia hizo la estirada de su vida evitando que el misil tierra-aire se alojara en las mayas visitantes. El partido se iba a la lotería de los penaltis.


En ella, la suerte no favoreció al Granada; Óscar Pérez, Lucena, Barrancos y Muriel, a lo 'panenca' , anotaron. Pero en el disparo de Geijo, Goitia despejó y dio la victoria a los béticos. Por el Betis marcaron todos (Caffa, Salva Sevilla, Rubén Castro, Emaná y finalmente Dorado).



FICHA TÉCNICA

Granada C.F.: José Juan, Nyom, Rubén, Diego Máinz, Carlos Calvo (Óscar Pérez, minuto 57), Collantes (Muriel, minuto 85), Dani Benítez (Pedro Barrancos, minuto 90+3), Mikel Rico, Lucena, Geijo y Abel Gómez.

Real Betis: Goitia, Isidoro, Fernando Vega, Dorado, Roversio, Juanma (Emaná, minuto 52), Salva Sevilla, Cañas, Ezequiel (Rubén Castro, minuto 52), Beñat (Caffa, minuto 69) e Israel.

Árbitro: José Luis Lesma López del colegio madrileño. Fue asistido en las bandas por José Antonio Garrido Romero y Moisés Mateo Montañés. Expulsó al local Abel Gómez y al visitante Roversio; ambos por doble amonestación. Amonestó a Benítez por el Granada y a Dorado por el Real Betis.

Incidencias: partido correspondiente a la tercera eliminatoria de la Copa de Su Majestad el Rey, disputado en el Nuevo Los Cármenes entre el Granada y el Real Betis ante unos 13.000 espectadores. El choque se resolvió en los penaltis a favor del Real Betis.


Diablo Alberto Espejo.
Referencias: Tablón Deportivo. Imágenes: La Opinión.

6 de septiembre de 2010

2ª Jornada. ROBO ARBITRAL Y FALTA DE PUNTERÍA.

GRANADA CF 0-1 REAL VALLADOLID  

Llegó el esperado día en el que el Graná se volvía a presentar ante su afición en casa, ya en Segunda División después de 22 años. El último duelo entre ambos equipos databa de la temporada 1979/80, en la que el Granada CF venció por un contundente 3-0, militando los dos clubes en Segunda División.


Gran expectación que logró que se rozara el lleno del estadio, con 15.000 de los 16.000 asientos ocupados. Bonito ambiente en una jornada en la que se estrenaban las nuevas revista y mascota del Club. También Los Diablos estrenaban una nueva localización en el Nuevo Los Cármenes, ya que esta temporada nos mudamos al Fondo del Marcador. Intentaremos conseguir que se anime a nuestro Granada desde todas las zonas del Estadio.

Los Diablos se estrenaron en la Los Cármenes con ganas y se dejaron la voz en el estadio a pesar de algún espectador en la grada con pocas ganas de pasárselo bien. Sin ser cientos de personas, los únicos que se oían en el Fondo Norte éramos nosotros, debido al incomprensible mutismo del resto de la grada. Conseguiremos que esto se anime más en próximos encuentros.


Los Vallisoletanos aprovecharon una de las pocas oportunidades que tuvieron, un único error atrás costó el gol. Mientras que el Granada lo intentó una y otra vez sin éxito, debido a la falta de puntería y aun gran partido del guardameta Pucelano.

Sabíamos que estos dos iban a ser de los partidos más difíciles de la temporada. Ya no podemos volver a fallar ante rivales de menor entidad. Tras vencer al Albacete en Copa no podría entender el perder en Liga. Vamos Granada.




El Granada saldría aletargado y con carencias. La parsimonia de los locales se hizo patente conforme pasaban los minutos y el Valladolid comenzó a apoderarse de la línea atacante. A los trece, Calle recibió un buen balón al espacio que sacó Roberto in extremis. El partido fue subiendo en cuanto a ritmo y en el ecuador, un omnipresente Calle recibió un balón al hueco de Jorge Alonso, y batió por bajo a Roberto.


El tanto de los pucelanos le cayó como un jarro de agua fría al Granada. Pero dos minutos más tarde Geijo solo contra el mundo no atinó a marcar con el arquero local vendido. A los veintidós protagonistas que pisaban el verde se quiso sumar un desacertado colegiado que no mostró apenas amarillas. El Valladolid repartió estopa por doquier y el trencilla, con la venda en los ojos, enseñó escasas tarjetas a los infractores. La grada estalló cuando tras una mano clamorosa de un tahúr visitante, se pitó falta de los locales.


El juego siguió desarrollándose a latigazos. Primero pegaba uno, después el otro. Al filo del descanso, una falta sin aparente peligro, lanzada por Dani Benítez, se envenenó y fue salvada, no sin problemas, por Jacobo.

En la segunda parte pudo debutar Mikel Rico quien nada más entrar se echó el centro del campo a la espalda y comenzó a reconducir a su equipo que andaba levemente perdido y moribundo por el rectángulo de juego. A los catorce Calle cayó en las inmediaciones del área en el encuentro de ambos, el árbitro no señaló nada. Apenas unos minutos después, el Granada pudo empatar. Un cabezazo de Geijo en la frontal fue sacado con una maravillosa mano por Jacobo.


A los diecinueve, el Real Valladolid se quedaría con uno menos, Guilherme, que vio la segunda amarilla por una fea entrada sobre Geijo. Con diez el Real Valladolid se amilanó definitivamente y los de Fabri los rompieron por los costados con numerosas jugadas que acabaron en las manos de Jacobo. A los treinta y cinco, una buena jugada entre Nyom y Collantes terminó con un centro desde la izquierda de Carlos Calvo que en el segundo palo remató con la testa fuera.

El acoso no cesó y a los treinta y siete el colegiado colaboró con la causa pucelana al tragarse una mano clarísima dentro del área de Marc Valiente. Una vez más, antes de terminar, el colaborador de turno fue el árbitro que se tragó un mayúsculo penalti sobre Álex Geijo. No quiso verlo y el Granada no pudo hacer nada más.


FICHA TÉCNICA
Granada: Roberto; Nyom, Siqueira, Mainz, Lucena; Alex Bergantiños (Mikel Rico, m.46), Abel Gómez, Óscar Pérez (Collantes, m.55), Carlos Calvo, Dani Benítez (Orellana, m.46); y Geijo.
Real Valladolid: Jacobo; Barragán, Marc Valiente, César Arzo, Guilherme; Jorge Alonso (Javi Baraja, m.46), Álvaro Rubio (Jesús Rueda, m.77), Sisi, Nauzet Alemán; Calle (Peña, m.67) y Javi Guerra.
Goles: 0-1. min.23, Calle.
Árbitro: Ontanaya López (colegio castellano-manchego). Expulso por doble cartulina amarilla a Guilherme (min. 65) y al técnico local Fabri con tarjeta roja directa por protestar (min. 89). Mostro cartulina amarilla a los locales Carlos Calvo, Abel Gómez, Mainz; y a los visitantes Marc Valiente, Jorge Alonso, Guilherme, César Arzo, Álvaro Rubio,
Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga Adelante (Segunda División) disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes ante 13.500 espectadores aproximadamente. Antes del inicio del choque se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento de un socio del Granada CF.

1 de septiembre de 2010

El Granada refuerza su ataque con el ghanés Osei




El Granada CF ha cerrado el fichaje del delantero ghanés Ransford Osei por una temporada. Aunque se le realizará la ficha con el equipo filial que milita en Primera Andaluza, se ejercitará con el primer equipo y estará disponible para jugar en Segunda a las órdenes de Fabri.

El nombre de Osei sonaba desde hace unas semanas como refuerzo de última hora del equipo granadino. Se trata de una de las grandes promesas del fútbol africano. Con 20 años, ha sido campeón africano sub17 y juvenil. Pese a su juventud ya ha debutado con la selección absoluta en un amistoso ante Togo hace tres años. Este año entró en la convocatoria de Ghana para disputar la Copa Africana de Naciones 2010.

El Granada ficha al centrocampista Mikel Rico



La marcha de Mikel Rico al Granada se confirmó, tras el pago de 600.000 euros y cuatro años de contrato para el jugador, según confirmaron fuentes del Huesca, y un notable incremento de su sueldo respecto a lo que percibía en el conjunto oscense.

El centrocampista vizcaíno, de 25 años, se despidió esta tarde agradeciendo "a todos el cariño" mostrado en las dos etapas en las que ha estado en el Huesca, primero consiguiendo el ascenso y en la pasada temporada logrando la permanencia.

La interesante oferta del club granadino, al tratarse de un club de Segunda División, hizo que en el club oscense no se lo pensaran demasiado, aunque fue el jugador el que le dio "más vueltas" a su nueva aventura, aunque tuvo libertad para elegir tal como manifestaron ambas partes.