ÚNETE A LOS DIABLOS

Hazte socio y disfruta del buen rollo de una Peña con más de 40 socios, con todas sus actividades, acercándote en el mismo estadio, en el fondo D (Grada Baja detrás de la portería) en cada partido. Para cualquier duda nuestro presidente es Ramón Lechuga y su Teléfono es 665494946.


Contacta si quieres con nosotros por Correo (los-diablos-rojiblancos@hotmail.com), Facebook (Diablos Hinchas) o Tuenti (Filipinos Diablos).


Somos una Peña del Granada CF, que fue fundada el 4 de Septiembre del 2008 gracias a tres amigos locos que se juntaron por la pasión a su equipo. Ellos creían que era una locura y que no iba a durar demasiado, pero la Peña sigue en pie, dando guerra y creciendo día a día.


Además de nuestra Sede, los Diablos disponemos de Bombos, Banderas, Bufandas, Polos, Sudaderas, Pancartas, Quedadas, Cenas, Lotería, Copa de Navidad, Equipo de fútbol, ... y muchos otros proyectos por venir. La cuota son solo 5€ al mes o 40€ anuales (ahorrándote dos meses, sale a 4€ al mes) y no tenemos cuota de admisión (somos una de las Peñas más baratas, si no es la más). Además tenemos una sección de Diablillos, para los socios menores de 14 años que no pagan cuota. Las cuotas de la peña incluyen la de la Federación de Peñas, ya que los Diablos es una Peña Federada, teniendo los socios derecho de tener su carné de la Federación para disfrutar de todos sus descuentos. Si te gusta pasártelo bien viendo a nuestro Graná, animando sin parar, no lo dudes y únete a nosotros

9 de septiembre de 2010

HEMOS PELEADO Y CAÍDO COMO SÓLO LOS GRANDES EQUIPOS SABEN HACER EN LA 3ª RONDA DE LA COPA DEL REY.

 GRANADA CF 2-2 REAL BETIS BALOMPIÉ

  El Nuevo Los Cármenes volvía a vestirse con sus mejores galas, como años atrás, para reeditar  un duelo copero de los que hacen historia. Pero la diosa fortuna sonrió a los verdiblancos en la tanda de penaltis. Todos los béticos marcaron en la tanda de penaltis, pero por el Granada marró Geijo. 


El partido terminó en el tiempo reglamentario con empate a dos merced a los goles de Benítez, por partida doble, de Emaná y de Rubén Castro. Otra vez Dani Benítez puso contra las cuerdas a todo un Betis, con su buena ejecución del penalti y con el MAGISTRAL lanzamiento de falta. Sin duda el mejor jugador del arranque de temporada.

Nos volvemos a acordar de Amaya. Nos falta velocidad en la zaga, nos cogen la espalda. El cansancio se adueñó de los nuestros en ocasiones, pero la afición se hizo eco de la situación y salió en auxilio de los suyos. Que grande esta afición.

Puedo destacar también la gran ocasión de Mikel Rico, que casi nos mete en la siguiente ronda y Muriel que dejó el último detalle del encuentro, con su penalti a lo panenca.
 
No pasa nada. Hemos peleado y hemos caído como sólo los grandes equipos lo saben hacer. La ovación final del respetable a sus jugadores así lo atestigua. Ahora toca volver a la Liga. Esa Liga que se nos ha negado durante tantos años. Así que, sigamos disfrutando porque esto no ha hecho nada más que comenzar.




 
En los primeros minutos fue el Granada el que más lo intentó. A los dos, Benítez pudo quedarse solo delante de Goitia, pero Dorado se cruzó en su camino. Como consecuencia se sacó un córner que Calvo en el segundo palo mandó a las nubes.

Fabri, quien por sanción delegó responsabilidades en su segundo entrenador Javi García, apostó una vez más por el 4-2-3-1 con Mikel Rico formando en el doble pivote junto con Abel Gómez. El cuadro de Pepe Mel salió con un 4-3-3. No habían pasado seis minutos cuando Collantes, tras gran jugada con Carlos Calvo, envió el balón al cuerpo de Goitia. En la jugada inmediatamente posterior un cabezazo de calvo en el segundo palo salió alto por muy poco.


También se apuntó al carrusel inicial de ocasiones Dani Benítez. El mallorquín desde la izquierda hizo la diagonal encaró la meta y chutó con la zurda y el esférico salió a la derecha. A los once, con una afición volcada, un error clamoroso de Cañas volvió a dejar solo a un atentísimo Álex Geijo, quien tras un par de recortes disparó fuera por muy poco.


Las sensaciones no podían ser mejores. En menos de un cuarto de hora el Granada había sometido totalmente a un Real Betis perdido en el verde césped de Los Cármenes. Tres ocasiones en diez minutos era un buen bagaje.

El Betis apenas se había asomado por la puerta de José Juan, pero a los trece, Sevilla a balón parado puso un servicio magnífico al corazón del área que nadie atinó a rematar. Con Dani Benítez como principal puntal ofensivo del cuadro rojiblanco el Granada hizo de la izquierda una banda con muchas posibilidades, Isidoro se mostraba incapaz de parar al balear y el Granada cargó su juego por ahí.

A los dieciocho fue el mismo Benítez el que de media luna, y tal y como le venía, empalmó un chut esplendoroso con la derecha que tuvo que despejar Goitia. El centro del campo era dominado totalmente por un Granada estructurado en torno a la figura de Mikel Rico.


El Real Betis necesitaba un torniquete urgente, es por ello que Pepe Mel optó por cambiar a los dos extremos; Ezequiel se fue a la derecha y Juanma a la izquierda. En la zona de zagueros, Nyom anduvo atento como siempre. El Betis fue sacudiéndose la presión poco a poco hasta que las ocasiones llegaron.

El único desbarajuste defensivo de los de Fabri terminó en el fondo de la portería de José Juan; afortunadamente el linier –bien colocado- ya había parado el juego por posición antirreglamentaria.

Salva Sevilla había sido el autor de dicha acción sobre el arco local y fue el propio Salva Sevilla quien a la media hora de juego enganchó una volea magnífica que salió a la derecha de José Juan. La respuesta del Granada a su propia zozobra vino en el treinta y uno con una acción de Benítez que se perdió por la línea de fondo.

Poco después Salva Sevilla empaló con la derecha un disparo que casi sorprende a José Juan. Con Carlos Calvo como asistente, Mikel Rico quiso imitar a su homólogo en cuadro bético con la misma suerte; balón desviado.

A los treinta y siete por fin los colegiados aplicaron justamente el reglamento con el Granada. Carlos Calvo penetraba por la derecha y Fernando Vega lo derribó en el área. La pena máxima fue transformada por Dani Benítez haciendo justicia a lo visto durante los primeros cuarenta y cinco minutos.



Los últimos minutos tuvieron para todos. Primero Salva Sevilla, con una falta que nadie peinó, y después Benítez, quien tras fabricarse su enésima maravilla sirvió al centro para que Dorado se anticipase a un Geijo que se hubiera quedado totalmente solo, animaron los instantes finales. Con uno a cero ambos equipos encararon el túnel de vestuarios con el Granada como claro dominador.
 
La reanudación comenzó con un Granada henchido que poco tardó en poner tierra de por medio. Ni dos minutos habían pasado cuando Dani Benítez con la zurda y a balón parado puso el esférico en la mismísima escuadra de Goitia. Fue un golazo de falta difícil de describir; simplemente perfecto. El extremo diestro del Granada ha marcado este año tres goles al Betis en menos de quince días.


El cuadro bético quiso reaccionar inmediatamente sin mucha fortuna. A la desesperada lo intentaría el equipo de Mel quien poco después del segundo del Granada tuvo que mover ficha para poner toda la carne en el asador. Ezequiel y Juanma dejaron sus puestos a Emaná y Rubén Castro. El guión se complicó por la infantil decisión de Abel, quien a los nueve vio la segunda amarilla.

 
Acto seguido, Fabri tuvo que recomponer el sistema. Para ello introdujo a Óscar Pérez por Carlos Calvo quedando el centro del campo con Mikel Rico y Óscar Pérez por el centro, Collantes ocupando la derecha y Benítez en la izquierda.

La entrada de Emaná, unida a la expulsión de Gómez, propició que Emaná en el sesenta y ocho sorteara a la defensa en el corazón del área granadinista. Con la ayuda de la defensa y de Israel, el camerunés fusiló a quemarropa a José Juan que nada pudo hacer.


Se fue calentando el choque por momentos ya que las necesidades acuciantes de ambas formaciones hicieron que la deportividad fuera desapareciendo. A los veintisiete de la reanudación Benítez, en una contra no quiso ver a Collantes que andaba solo.

Tres minutos después, un pase al hueco de Emaná lo definió Rubén Castro con una super vaselina sobre José Juan. El partido se volvió loco por momentos; se igualó el resultado y también se igualaría el envite numéricamente. Roversio, en otra inútil falta, vio también la segunda amarilla y dejó el encuentro en diez contra diez. Pepe Mel, en una clarísima declaración de intenciones, decidió jugar con tres defensas muy juntos, cuatro medios y dos arietes. Iba a por el partido.



En los últimos instantes, tras la igualdad numérica, el Granada recuperó el mando del partido. A falta de seis, Diego Máinz cabeceó en el segundo palo y Goitia, cuando la pelota se colaba, metió la mano. Muriel entró en los últimos minutos por Collantes para darle frescor a la banda diestra. El Betis no se amilanó y siguió insistiendo. El Granada hizo lo propio.

Antes del final el Granada pudo marcar, pero Benítez no atinó con la posición de Rico. Y en la siguiente jugada, un rifirrafe entre Dorado y el propio Benítez bien pudo costarle la roja a ambos, pero todo quedó en amarilla. El partido no dio para más. Dos a dos al término de los noventa minutos reglamentarios. Aguardaba la prórroga.

La primera parte de la prórroga fue ciertamente aburrida. Sólo la calidad de Rubén Castro por la izquierda rompió algo el tedio del tiempo extra. Fabri quiso que Dani Benítez descansara y para ello introdujo a Pedro Barrancos al filo del descanso de la prórroga.


Una falta de Salva Sevilla pudo consumar la remontada del cuadro verdiblanco, pero José Juan rectificó su mala posición y con el puño izquierdo sacó el balón de la mismísima escuadra. Así agonizó la primera parte de la prórroga, todo quedaba pendiente para los últimos quince minutos antes de los penaltis.


La segunda mitad de la prórroga comenzó con dominio visitante, el Betis acorraló al Granada, el Betis siguió con su política de acoso y derribo. A los cuatro de la segunda mitad José Juan despejó una falta botada por Salva Sevilla. Pedro Barrancos quiso responder un minuto después sin fortuna.

En el once de la segunda parte de la prórroga, Mikel Rico enganchó desde el aire un balón espectacular con la derecha con dirección escuadra. Pero Goitia hizo la estirada de su vida evitando que el misil tierra-aire se alojara en las mayas visitantes. El partido se iba a la lotería de los penaltis.


En ella, la suerte no favoreció al Granada; Óscar Pérez, Lucena, Barrancos y Muriel, a lo 'panenca' , anotaron. Pero en el disparo de Geijo, Goitia despejó y dio la victoria a los béticos. Por el Betis marcaron todos (Caffa, Salva Sevilla, Rubén Castro, Emaná y finalmente Dorado).



FICHA TÉCNICA

Granada C.F.: José Juan, Nyom, Rubén, Diego Máinz, Carlos Calvo (Óscar Pérez, minuto 57), Collantes (Muriel, minuto 85), Dani Benítez (Pedro Barrancos, minuto 90+3), Mikel Rico, Lucena, Geijo y Abel Gómez.

Real Betis: Goitia, Isidoro, Fernando Vega, Dorado, Roversio, Juanma (Emaná, minuto 52), Salva Sevilla, Cañas, Ezequiel (Rubén Castro, minuto 52), Beñat (Caffa, minuto 69) e Israel.

Árbitro: José Luis Lesma López del colegio madrileño. Fue asistido en las bandas por José Antonio Garrido Romero y Moisés Mateo Montañés. Expulsó al local Abel Gómez y al visitante Roversio; ambos por doble amonestación. Amonestó a Benítez por el Granada y a Dorado por el Real Betis.

Incidencias: partido correspondiente a la tercera eliminatoria de la Copa de Su Majestad el Rey, disputado en el Nuevo Los Cármenes entre el Granada y el Real Betis ante unos 13.000 espectadores. El choque se resolvió en los penaltis a favor del Real Betis.


Diablo Alberto Espejo.
Referencias: Tablón Deportivo. Imágenes: La Opinión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario