ÚNETE A LOS DIABLOS

Hazte socio y disfruta del buen rollo de una Peña con más de 40 socios, con todas sus actividades, acercándote en el mismo estadio, en el fondo D (Grada Baja detrás de la portería) en cada partido. Para cualquier duda nuestro presidente es Ramón Lechuga y su Teléfono es 665494946.


Contacta si quieres con nosotros por Correo (los-diablos-rojiblancos@hotmail.com), Facebook (Diablos Hinchas) o Tuenti (Filipinos Diablos).


Somos una Peña del Granada CF, que fue fundada el 4 de Septiembre del 2008 gracias a tres amigos locos que se juntaron por la pasión a su equipo. Ellos creían que era una locura y que no iba a durar demasiado, pero la Peña sigue en pie, dando guerra y creciendo día a día.


Además de nuestra Sede, los Diablos disponemos de Bombos, Banderas, Bufandas, Polos, Sudaderas, Pancartas, Quedadas, Cenas, Lotería, Copa de Navidad, Equipo de fútbol, ... y muchos otros proyectos por venir. La cuota son solo 5€ al mes o 40€ anuales (ahorrándote dos meses, sale a 4€ al mes) y no tenemos cuota de admisión (somos una de las Peñas más baratas, si no es la más). Además tenemos una sección de Diablillos, para los socios menores de 14 años que no pagan cuota. Las cuotas de la peña incluyen la de la Federación de Peñas, ya que los Diablos es una Peña Federada, teniendo los socios derecho de tener su carné de la Federación para disfrutar de todos sus descuentos. Si te gusta pasártelo bien viendo a nuestro Graná, animando sin parar, no lo dudes y únete a nosotros

23 de febrero de 2011

LA CÚPULA DEL GRANADA EN LAS TERTULIAS DE AS

aficion_nos_exige_subir_Primera

Quique Pina acude a nuestra invitación al Asador como promotor y presidente de un bonito proyecto: la reflotación del Granada CF, histórico club fundado en 1931, del que se hizo cargo en 2009 en Segunda B, envuelto en crisis deportiva y económica, para situarlo en condiciones subir a Primera. Este murciano de 42 años es un emprendedor en el mundo del fútbol. Aún resuena su aventura con el Ciudad de Murcia, pero esta ya es una historia acabada. Ahora apuesta por el Granada a ciegas: "Yo siempre vi el potencial de esta ciudad y de este club. Cuando iba a Los Cármenes veía a siete mil personas en la grada animando. Me ofrecieron cogerlo y manejaba otras ofertas de clubes, pero el Granada tiene una proyección ilimitada".

Pina dio el paso adelante tras votar la Asamblea de socios a favor de la conversión a Sociedad Anónima, en julio de 2009, a pesar de los 12 millones de euros que reconocía el club de deuda. "Llamé a mi amigo Gino Pozzo, presidente y dueño del Udinese. Me dijo: 'Si tu lo ves claro, vamos adelante'. El club entró en Concurso, negociamos las deudas pagando el treinta por ciento, pero aquí y ahora. Con Hacienda y Seguridad Social no se negocia, pero lo atrasamos y se paga en partes. Hemos liquidado 8 de los 12 millones de deuda. Ahora podremos ser Sociedad Anónima Deportiva".

Pina echa números: "El capital de la SAD se ha fijado en 5,3 millones de euros. El 1 de abril está previsto firmarlo y abrirlo al accionariado. Es evidente que nosotros tendremos la mayoría sea este o cualquier otro el capital que se amplíe".

En pocas líneas, la historia de Quique Pina es la de un futbolista que saltó de los terrenos de juego a funciones de agente de jugadores: "Ángel Castillo fue el primero que me ayudó. Estuve en operaciones como la de Vieri, Turu Flores, Juninho, Simeone al Inter... Después montamos el Ciudad de Murcia, en el que jugaba yo mismo con Cordero y algunos amigos futbolistas, comprando una plaza en Preferente y poco a poco lo fuimos fortaleciendo y con nuestra gestión lo pusimos en Segunda. Ahí ya no jugábamos nosotros, evidentemente (risas)".

Pozzo. Resumida su trayectoria, no exenta de polémicas con el Ciudad de Murcia, le pedimos a Pina que nos explique su trato con Gino Pozzo, el mecenas del Granada. "Le conozco hace más de diez años. Vive en Barcelona. Yo soy asesor deportivo del Udinese. En realidad es de donde yo cobro y gano dinero. Pozzo tiene a ciento diez jugadores en propiedad cedidos por el mundo. Cuenta con nueve ojeadores por diferentes países, compra futbolistas por un millón y los vende por veinte o treinta millones. Ese es el negocio de Udinese. Hemos vendido futbolistas a Milán, Juve, Inter... Por lo tanto su respaldo para el Granada es, como se ve, fundamental".

El Udinese ha surtido de jugadores cedidos al Granada, como el goleador y Pichichi Álex Geijo. "Este chico nos está dando goles y un altísimo rendimiento. Tenemos también a Dani Benítez, que no es conflictivo ni raro. Es impulsivo, pero encantador y además un fenómeno. Orellana, por ejemplo, otro crack que tenemos cedido", nos cuenta Pina. Pero también hay producto local, señala: "Lucena, el capitán, es de Granada, muy querido y respetado. Juande, cedido por el Betis... Jugadores de mucha categoría".

Juan Carlos Cordero sale al cruce: "Los jugadores creen en nosotros. Fijaos que firmaron precontratos con nosotros antes de que fuéramos los gestores. Nosotros, a diferencia de los jeques que compran clubes, invertimos en jugadores, no en equipos. Ahí sí hay viabilidad para un proyecto".

En estas Quique Pina nos lanza un mensaje calculado: "Hicimos veinte fichajes al llegar. Fuimos campeones de Segunda B. Jugamos ahora en Segunda muy tranquilos y estabilizados económicamente. Estamos bien. Si subimos a Primera, será un sueño. Pero ese no fue nunca el objetivo al iniciar esta temporada".

Un sueño, el del ascenso, dirigido desde el banquillo por Fabri, que relevó a Miguel Ángel Tomé en marzo de 2010. Pina nos lo cuenta: "Yo estaba conforme con Tomé, pero la afición no lo terminaba de apoyar. Perdimos en Marbella y el relevo fue irremediable. Pensamos en Fabri porque nos gustó cómo lo hizo en el Cartagena. Un trabajador serio, que sabe proteger bien al equipo. Le llamé un día a las ocho de la tarde. Estaba en su casa en Lugo. Me dijo: 'Cojo el coche y a las ocho de la mañana estoy en Granada'. Dicho y hecho. Negociamos en un hotel tomando un café y a las diez de la mañana estaba con la plantilla trabajando sobre el césped".

Y Fabri cerró el éxito de la temporada con el ascenso a Segunda, tras un play off duro con el Alcorcón. El entusiasmo llegó a la ciudad de Granada, volcada con su equipo y con el proyecto deportivo.

Pina nos cuenta la situación: "Tenemos ahora unos diez mil abonados. Hemos solicitado que se cierren las esquinas de Los Cármenes con graderío y en breve se va a aprobar en el Ayuntamiento, para llegar así a cerca de veinte mil asientos. La verdad es que si subimos a Primera, la gente se volvería loca de alegría. Pero afortunadamente la afición no nos exige el ascenso, porque nadie pensaba que en el primer año nos iría tan bien. Ahora, claro, algunos ya se empiezan a ilusionar..."

Fabri mira de reojo, sabe que la indirecta le incluye. Y el técnico salta con gracia apoyado en su ligero acento gallego: "Nosotros vamos día a día sacando esto adelante. Naturalmente, ya no le hacemos ascos a nada". Sonrisa general en la mesa y otra reflexión del mister sobre el fútbol que le gusta para 'su' Granada: "¿Guardiola o Mourinho? Hay muchas maneras de jugar al fútbol. Todas valen. La clave en esto es saber competir". Y hace sus cálculos para cuando llegue el tirón final de temporada: "Pienso que en el play off va a caer uno de los tres: Betis, Rayo o Celta. Y para el que caiga será un golpe jodido porque después de toda una temporada arriba... Aquí el Granada podría llegar con mejor ánimo y cierta ventaja".

Play off. Pina, Cordero y el vicepresidente y tesorero Antonio Vicente no quieren repetir la palabra 'ascenso', pero lo cierto es que en los cajones ya tienen ideas por si hay que jugar play off. "Nosotros ponemos sobre los 30 euros la entrada más cara. Un abonado paga una media de 200 euros por un asiento bueno. Y si entramos en play off, pondremos los precios muy asequibles por partido y algún tipo de bonificación para si jugamos más de una ronda".

Pina tiene un arrebato: "Sinceramente, estamos trabajando mucho y sufriendo muchísimo para sacar adelante al Granada, pero compensa tanto sufrimiento al ver la felicidad de la afición en el estadio. Cuando vas por la calle la gente está emocionada".

Cordero apuntala esta teoría: "Es increíble cómo ha cambiado el panorama. Hace dos años se hablaba de desaparición del club. En la ciudad había enfrentamientos entre ex presidentes, directivos... Todo eran tensiones y disgustos. Ahora se habla de fútbol y de un Granada ejemplar".

Pina entiende que el apoyo económico del Ayuntamiento es fundamental, más allá de la ampliación del estadio: "Estoy seguro de que pronto llegaremos a acuerdos en beneficio del club. Este equipo va a llegar muy lejos y nadie puede estar de espaldas a la realidad. Estamos llevando a quince mil simpatizantes del Granada al estadio y la ciudad vibra con el equipo".

Para ser un club de Primera, es imprescindible disponer de una infraestructura, cuyo proyecto nos explica Cordero: "En Otura, una localidad cercana, el ayuntamiento nos cede un terreno, y un constructor va a hacer una pequeña ciudad deportiva con tres campos para entrenar. Allí podremos trabajar mejor con el primer equipo y con la decena de equipos base que tenemos en el club. Este es otro de los tesoros del Granada: el trabajo con el fútbol base, que pronto vamos a revalorizar, en cuanto superemos las urgencias administrativas de la sociedad".

Urgencias que se mitigan a pasos agigantados para devolver al Granada CF al fútbol de Primera, donde por última vez jugó en la temporada 1975-76. De este equipo salieron internacionales como Bonet y Rafa Paz. El equipo que se ha distinguido por las rayas horizontales rojas y blancas, escribió páginas de fútbol que ahora pueden reeditarse. "Si subimos a Primera después de 35 años, será para quedarnos. El sueño no será flor de un día", nos dice Pina.

"Como técnico soy de esos curas que dan misa en aldeas"

Fabriciano González 'Fabri' (Lugo, 1955) es un entrenador de amplísima experiencia. Ha entrenado a ¡24 equipos! de ellos tres de Portugal: Esportivo Ovarense, Campomaiorense y Futebol Clube do Marco. En España sólo tocó la Primera División con Logroñés, y su carrera se ha desarrollado siempre en clubes de segunda categoría. Fabri nos lo cuenta: "Como entrenador yo soy de esos curas que van dando misa por aldeas. No llegué más alto porque di pasos en falso alguna vez al elegir destino. Me ofrecieron contratos que no acepté, en Portugal, por ejemplo y después lo pagué".

Ahora se encuentra ilusionado, pero sin perder la compostura: "El tiempo dirá si ascendemos. Yo estoy feliz y con mi contrato en el Granada. Si el presidente Pina considera algún día que no sea el entrenador adecuado, no pasará nada. Le estaré eternamente agradecido por la oportunidad que me dio de entrenar en este gran proyecto".

Fabri hace alarde de modestia en sus palabras. Detrás hay un técnico profesor de táctica en el colegio de entrenadores, que ha dejado buenos recuerdos en los clubes por donde pasó: Comercial Estudiantes, Villalbés, Lugo, Villarrobledo, Mahonés, Gandía, Manlleu, Mérida, Logroñés, Elche, Tarragona, Murcia, Avilés, Zamora, Huesca, Almería, Burgos, Alavés, Mérida y Cartagena... Y ahora el Granada CF.

No hay comentarios:

Publicar un comentario