ÚNETE A LOS DIABLOS

Hazte socio y disfruta del buen rollo de una Peña con más de 40 socios, con todas sus actividades, acercándote en el mismo estadio, en el fondo D (Grada Baja detrás de la portería) en cada partido. Para cualquier duda nuestro presidente es Ramón Lechuga y su Teléfono es 665494946.


Contacta si quieres con nosotros por Correo (los-diablos-rojiblancos@hotmail.com), Facebook (Diablos Hinchas) o Tuenti (Filipinos Diablos).


Somos una Peña del Granada CF, que fue fundada el 4 de Septiembre del 2008 gracias a tres amigos locos que se juntaron por la pasión a su equipo. Ellos creían que era una locura y que no iba a durar demasiado, pero la Peña sigue en pie, dando guerra y creciendo día a día.


Además de nuestra Sede, los Diablos disponemos de Bombos, Banderas, Bufandas, Polos, Sudaderas, Pancartas, Quedadas, Cenas, Lotería, Copa de Navidad, Equipo de fútbol, ... y muchos otros proyectos por venir. La cuota son solo 5€ al mes o 40€ anuales (ahorrándote dos meses, sale a 4€ al mes) y no tenemos cuota de admisión (somos una de las Peñas más baratas, si no es la más). Además tenemos una sección de Diablillos, para los socios menores de 14 años que no pagan cuota. Las cuotas de la peña incluyen la de la Federación de Peñas, ya que los Diablos es una Peña Federada, teniendo los socios derecho de tener su carné de la Federación para disfrutar de todos sus descuentos. Si te gusta pasártelo bien viendo a nuestro Graná, animando sin parar, no lo dudes y únete a nosotros

2 de junio de 2013

colorin colorado este cuento se ha acabado PERO EN PRIMERA (GRACIAS)

GRACIAS CAPITÁN SIEMPRE LUCENA
 Mientras por otras latitudes a varios equipos no les llegaba la camisa al cuello en su afán por seguir en Primera, el Granada festejó su permanencia con el partido más plácido de toda la temporada. Méritos había hecho. Además, los rojiblancos pusieron fin a la temporada con una victoria ante su afición que, a su vez, tuvo la ocasión de despedir como se merecía a todo granadinista con mayúsculas como es Manolo Lucena, al que Alcaraz puso sobre el campo durante casi todo el encuentro. 

Sin ninguna tensión todo salió a pedir de boca. El equipo rojiblanco doblegó al Getafe haciendo gala de eficacia. Marcó en los momentos más oportunos, cuando parecía que su rival empujaba más y, sin grandes aspavientos, se llevó los tres puntos que le permiten cerrar la temporada con una ventaja de seis sobre el descenso, la máxima que ha tenido en todo el año. 

El encuentro comenzó alborotado, con el balón yendo de un lado al otro, aunque las 'peores' intenciones eran las del Granada. En los primeros minutos se sucedieron las llegadas sobre la meta de Moyá, sobre todo por la banda izquierda. Nolito y El Arabi tuvieron sus ocasiones. Y también Álvaro, que no supo encarar a Roberto. La más clara en los primeros compases fue de Lucena, que remató una falta muy bien sacada por Buonanotte desde la derecha. El balón se fue por poco (6'). Dos minutos después lo intentó desde fuera del área El Arabi, pero el cancerbero madrileño respondió con seguridad. 
 Sin darse un respiro, el Getafe intentó sacudirse el dominio local con rápidas transiciones. En una de ellas Álvaro no pudo ajustar su remate en el primer palo (13'). Al cuarto de hora amainaron los ímpetus rojiblancos, lo que aprovecharon los de Luis García para llevar un mayor control del ritmo y del balón. Diego Castro pudo inaugurar el marcador con un disparo desde la frontal, seco y muy duro, que se le fue rozando el larguero (22'). 

Como quien no quiere la cosa, el Getafe había tomado el mando ante un Granada al que le costaba más de la cuenta pasar la línea divisoria. Incluso, se oyeron algunos pitos en las gradas ante el bajón mostrado por los granadinistas en su juego. Fue por eso o por una casualidad de la vida, pero casi a continuación se adelantaron los de Alcaraz en un balón en profundidad que le llegó a Nolito. El sanluqueño se hizo un hueco entre varios rivales y a pesar de ser agarrado soltó un zurdazo impresionante. Moyá apenas pudo seguir el balón con la mirada (29'). 

El gol fue un golpe para los madrileños, que perdieron la concentración. Los rojiblancos volvieron a gustarse por momentos, sobre todo en varias contras, casi siempre por la izquierda. Brahimi lo intentó, sin suerte, desde una esquina del área (35'). En los últimos instantes del primer acto apretaron los visitantes, que apenas inquietaron a Roberto. 

En la reanudación el que salió más dispuesto fue el cuadro madrileño. Y a los cinco minutos pudo aprovechar una falta de entendimiento entre Roberto y Siqueira para igualar la contienda. Así, con el Getafe con algo más de ganas empezaron a pasar los minutos. Se notaba que sobre el césped había poca tensión. 

Antes del cuarto de hora del segundo tiempo Pedro León buscó la escuadra de la portería defendida por Roberto en un lanzamiento de falta. No la encontró de milagro. 
 Se decidió el Granada a buscar la portería rival. Siqueira se fabricó una jugada en la banda izquierda para asistir a Brahimi dentro del área. El francés no puso la guinda que merecía la acción del brasileño. Todo lo contrario que lo que sucedió poco después. En este caso, por la derecha fue Nyom el que hizo gala de su potencia para deshacerse de su marcador y ponerle el balón en bandeja de plata a El Arabi, que se limitó a empujar el esférico al fondo de la red. Sin duda, casi todo el mérito del segundo tanto rojiblanco hay que dárselo al lateral (63'). 

Fue ya demasiado para el Getafe, que a pesar de querer seguir intentándolo bajó el pistón. Pudo llegar el tercero para el Granada por mediación de Brahimi, que se plantó solo ante Moyá, pero su disparo fue el cuerpo del meta del conjunto madrileño. El francés quizá debió pasar a El Arabi, que estaba en boca de gol más solo que la una (68'). 

En el último cuarto de hora el conjunto de Luis García bajó definitivamente los brazos. El 2-0 era ya un marcador muy amplio y, además, llegaban noticias del Sánchez Pizjuán, donde el Sevilla le estaba haciendo un 'siete' al Valencia, con lo que se esfumaban las escasas opciones de los madrileños de estar la próxima temporada en la Liga Europa. 

Bajo estas premisas, la fiesta se extendió por las gradas, donde los aficionados granadinistas despedían la temporada con toda la alegría del mundo. Sobre el campo, un querer y no poder de los visitantes ante un Granada que desaprovechó la ocasión de hilar varios contragolpes para haber incrementado el marcador. 

La única emoción que restaba al choque era la de ver a Lucena abandonar el campo. Fue en el último minuto del encuentro cuando el granadino se despidió de su equipo, de su gente y de su estadio. Llegó al Granada en Tercera División y lo deja en la máxima categoría. Porque la Primera espera a los rojiblancos la próxima temporada.

www.granadahoy.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario