ÚNETE A LOS DIABLOS

Hazte socio y disfruta del buen rollo de una Peña con más de 40 socios, con todas sus actividades, acercándote en el mismo estadio, en el fondo D (Grada Baja detrás de la portería) en cada partido. Para cualquier duda nuestro presidente es Ramón Lechuga y su Teléfono es 665494946.


Contacta si quieres con nosotros por Correo (los-diablos-rojiblancos@hotmail.com), Facebook (Diablos Hinchas) o Tuenti (Filipinos Diablos).


Somos una Peña del Granada CF, que fue fundada el 4 de Septiembre del 2008 gracias a tres amigos locos que se juntaron por la pasión a su equipo. Ellos creían que era una locura y que no iba a durar demasiado, pero la Peña sigue en pie, dando guerra y creciendo día a día.


Además de nuestra Sede, los Diablos disponemos de Bombos, Banderas, Bufandas, Polos, Sudaderas, Pancartas, Quedadas, Cenas, Lotería, Copa de Navidad, Equipo de fútbol, ... y muchos otros proyectos por venir. La cuota son solo 5€ al mes o 40€ anuales (ahorrándote dos meses, sale a 4€ al mes) y no tenemos cuota de admisión (somos una de las Peñas más baratas, si no es la más). Además tenemos una sección de Diablillos, para los socios menores de 14 años que no pagan cuota. Las cuotas de la peña incluyen la de la Federación de Peñas, ya que los Diablos es una Peña Federada, teniendo los socios derecho de tener su carné de la Federación para disfrutar de todos sus descuentos. Si te gusta pasártelo bien viendo a nuestro Graná, animando sin parar, no lo dudes y únete a nosotros

29 de agosto de 2013

Dignos pero con poca mordiente

 No pudo ser. Pese a ir de menos de más y plantarle cara al Real Madrid, el Granada CF no pudo sumar ni siquiera un punto pero sí ofreció lo que como mínimo se exige desde la grada: casta, arrojo y dignidad. La diferencia la marcó la escasa pegada que tuvo el cuadro rojiblanco, que pudo empatar si Estrada Fernández, en el minuto 84, hubiese estimado punible un claro penalti de Casemiro sobre Diego Buonanotte. Al margen de ello, se ofreció una buena imagen, costó arrancar y perderle el respeto al subcampeón de Liga pero cuando se hizo los de Anquelotti no vivieron cómodos. La única pega, la falta de mordiente. Pero esto acaba de empezar.
El Granada CF, por su parte, se limitaba a tratar de sorprender a la contra y sólo Brahimi dio algo de luz al ataque rojiblanco cuando recibía el cuero. Pero una nueva aparición del '22' blanco, ayer vestido de azul, terminó en gol tras un mal control de Cristiano Ronaldo que dejó el esférico en bandeja a Benzema, que tan sólo tuvo que empujarlo a la red (9').

Los de Alcaraz estaban a merced de su rival, que pudo hacer el segundo al cuarto de hora por medio de Özil, pero Roberto salvó con los pies. Pese que el Madrid era dueño y señor del choque, El Arabi pudo establecer el empate tras un saque de esquina en el que el cuero le llegó a Nyom que, voluntariamente o no, habilitó al marroquí, que estuvo lento en la conducción y golpeó flojo con la izquierda (18').

Con Piti sin demasiada presencia en el juego ofensivo al carecer su equipo del balón, El Arabi tan sólo intervenía cuando se asociaba con Brahimi, el mejor de los suyos en el primer acto gracias a su capacidad de desborde. 

La ventaja en el marcador hizo que los de Carlo Ancelotti se relajaran en el último cuarto de hora, en el que tan sólo destacó un gol anulado a Özil tras una falta ejecutada con el esférico en movimiento por Di María y un tímido remate de cabeza de Pepe.
 Conforme fueron avanzando los minutos, el Granada le fue perdiendo el respeto a su rival, corrigió pequeños desajustes atrás y le hizo daño a la contra a su rival. No obstante, el peligro rojiblanco fue escaso. Dani Benítez, de libre directo, lo intentó pero Diego López detuvo sin problemas. En la última acción peligrosa del primer acto, una combinación entre El Arabi y Brahimi no encontró rematador. Se había salido vivo de una primera mitad en la que estuvo a merced del conjunto madridista en la primera media hora.

Sorprendió Lucas con la entrada tras el descanso de Riki por El Arabi. El míster rojiblanco quería del madrileño que retuviera el cuero cuando llegara arriba, aprovechara sus arrancadas desde banda y sobre todo tratara de competir en lo físico con Pepe y Ramos, tarea harto complicada.

El receso le sentó bien al Granada. El duelo se tornó mucho más abierto y ahí los locales ofrecieron su mejor versión. Esa que aprovecha los espacios de su contrincante con profundidad en las bandas. El ataque por ambos bandos se equilibró y tanto Benítez por izquierda como Riki con Piti por derecha, alternaban las acciones ofensivas ante un Madrid al que le costaba contener a los rojiblancos. Sólo Cristiano Ronaldo tiraba del carro ofensivo madridista, siempre en jugada individual y con disparos desde fuera del área. Pero aún así las mejores oportunidades fueron visitantes. Ramos hizo trabajar a fondo a Roberto tras un saque de esquina botado por Özil, demasiado oscuro en todo el choque. 

La primera jugada polémica del duelo llegó con un centro de Nyom que despejó Arbeloa con el pecho aparentemente (56'). Faltaba más posesión y desde el banquillo se buscó una solución con la entrada de Fran Rico. Y a partir de ahí todo fue más fluido. A Isco y Modric le costaba volver hacia atrás, algo que trató de arreglar el técnico italiano con la entrada de Casemiro. Con el brasileño en el campo, Isco se liberó y pudo dejar liquidado el partido tras una acción personal que salvó Roberto y el palo. Cristiano lo intentaba desde fuera del área en un par de ocasiones pero pese al cansancio, el Granada tiró de casta. 

El resultado pudo cambiar si Estrada Fernández hubiera señalado un claro penalti de Casemiro sobre Buonanotte que, tras eludir a Arbeloa, ganó línea de fondo siendo derribado por el ex del Sao Paulo. Una decisión que encendió a la grada y que animó a los rojiblancos, que en un último arreón buscaron el empate tras una gran acción personal de Piti cuyo centro al corazón del área despejó Pepe cuando Riki tenía la caña preparada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario