ÚNETE A LOS DIABLOS

Hazte socio y disfruta del buen rollo de una Peña con más de 40 socios, con todas sus actividades, acercándote en el mismo estadio, en el fondo D (Grada Baja detrás de la portería) en cada partido. Para cualquier duda nuestro presidente es Ramón Lechuga y su Teléfono es 665494946.


Contacta si quieres con nosotros por Correo (los-diablos-rojiblancos@hotmail.com), Facebook (Diablos Hinchas) o Tuenti (Filipinos Diablos).


Somos una Peña del Granada CF, que fue fundada el 4 de Septiembre del 2008 gracias a tres amigos locos que se juntaron por la pasión a su equipo. Ellos creían que era una locura y que no iba a durar demasiado, pero la Peña sigue en pie, dando guerra y creciendo día a día.


Además de nuestra Sede, los Diablos disponemos de Bombos, Banderas, Bufandas, Polos, Sudaderas, Pancartas, Quedadas, Cenas, Lotería, Copa de Navidad, Equipo de fútbol, ... y muchos otros proyectos por venir. La cuota son solo 5€ al mes o 40€ anuales (ahorrándote dos meses, sale a 4€ al mes) y no tenemos cuota de admisión (somos una de las Peñas más baratas, si no es la más). Además tenemos una sección de Diablillos, para los socios menores de 14 años que no pagan cuota. Las cuotas de la peña incluyen la de la Federación de Peñas, ya que los Diablos es una Peña Federada, teniendo los socios derecho de tener su carné de la Federación para disfrutar de todos sus descuentos. Si te gusta pasártelo bien viendo a nuestro Graná, animando sin parar, no lo dudes y únete a nosotros

27 de septiembre de 2013

Duro castigo a la falta de gol

 No cabe mayor desgracia. En el último suspiro del descuento voló el punto que tenía el Granada en la buchaca. Parecía que había llegado el momento de poner fin a la absoluta sequía que se sufre en Los Cármenes desde que comenzó la temporada cuando lo que iba a ser la última jugada del partido dio un giro de 180 grados. Ighalo se dejó un balón atrás cuando, con mucho campo por delante, tenía la opción de irse derecho hacia el área visitante. Canales aceptó el regalito, montó una contra por la banda izquierda y le puso el balón a Jonas que, en boca de gol, sólo tuvo que empujar el esférico a la red para dejar el rictus desencajado a todos los rojiblancos. Una pena, porque anoche el Granada jugó un buen partido. Sobre todo en el primer tiempo, en el que marcó el ritmo y dispuso de las mejores ocasiones. Tras la reanudación se igualaron las fuerzas, pero fueron los visitantes los que se llevaron los tres puntos sin merecer tanto premio. Los de Miroslav Djukic aprovecharon la falta de gol que padece un Granada que lleva tres partidos sin marcar y que sigue sin puntuar en su feudo, donde aún ni siquiera ha celebrado un tanto. 
Sólo un cambio respecto al encuentro del pasado domingo. Alcaraz optó por situar a Brahimi de salida en lugar de Álvaro García. La presencia del argelino se dejó notar y, aunque el argelino fue de más a menos, fue un suplicio para los valencianistas. Tras los habituales minutos de tanteo, el primer susto lo dio el cuadro che. Menos mal que el pase en profundidad a Pabón, que se quedaba solo, fue demasiado largo (6'). La respuesta del Granada fue contundente y por centímetros no fue fulminante. Fueron dos acciones similares, originadas en la banda izquierda con pases al interior del área. En la primera Pereira asistió a El Arabi, que remató de cabeza colocado, pero flojo. Diego Alves no tuvo problemas para hacerse con el balón. En la siguiente sí hubo peligro de verdad. Nyom puso el esférico en el punto de penalti, donde Buonanotte, que había iniciado la jugada, cabeceó picado. El esférico se perdió por la línea de fondo rozando el poste (8'). 

Las dos oportunidades dieron alas a los locales, que empezaron a pujar por hacerse con el control del encuentro. Hubo minutos de muy buen juego rojiblanco, con un incesante movimiento de balón, casi siempre con criterio. En este escenario tan propicio lo intentó Pereira con un fuerte chut desde lejos que se fue alto (14'). El propio jugador francés hizo poco después un alarde de velocidad y a punto estuvo de conectar con El Arabi en una acción que finalizó en córner (18'). Al Valencia le costó contrarrestar el buen juego local. Sus acercamientos a las inmediaciones de Roberto fueron anecdóticas y no inquietaron a nadie. Todo lo contrario de lo que hizo Brahimi en el minuto 24, cuando disparó desde el vértice del área, también pegado al poste. 
 Sobre la media hora de juego el Valencia estiró un poco sus líneas, quizá al aprovechar unos momentos en el que el juego se endureció y embarulló. Un remate de cabeza de Jonas supuso la primera intervención de Roberto, al que le valió su buena colocación. Fue una gota de agua en el desierto, pues el juego siguió siendo monopolio de los anfitriones. Pero faltó algo más de profundidad y, quizá, un poco de esa fortuna que siempre es necesaria cuando se juega contra un grande. Y el Valencia lo es. Cuando se llegó al descanso, la impresión es que los rojiblancos habían merecido más. 

Los valencianistas volvieron al campo con otras intenciones. Djukic debió leer la cartilla a los suyos en el tiempo de asueto. El caso es que los levantinos retornaron con ganas de demostrar su ránking en el fútbol español. Los diez primeros minutos de la reanudación supusieron un pequeño agobio para la retaguardia local. No obstante, los rojiblancos no se dejaron atemorizar y mostraron que podían llevar peligro. Como en la jugada en la que Buonanotte asistió a Brahimi que, con escaso ángulo, chutó fuerte al primer palo, donde esperaba un seguro Diego Alves. 

Instalados los dos equipos en un juego más enmarañado y menos profundo, las llegadas al área tardaban más en producirse. En un minuto, Guardado y Pabón hicieron intervenir a Roberto (63'). La tímida respuesta del Granada la protagonizó Pereira seis minutos después, con un disparo lejano y blando a las manos de Alves. 

Hubo que esperar diez minutos para que llegara algo de emoción a las gradas. Fue en una gran internada de Brahimi, que se fue de todo el que le salió al paso hasta que se quedó sin fuelle en la línea de fondo (79'). Por el Valencia, fue Canales el que hizo intervenir a Roberto con un fuerte remate dentro del área al primer palo. Antes, Ighalo había suplido a Buonanotte, que fue de los mejores. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario