ÚNETE A LOS DIABLOS

Hazte socio y disfruta del buen rollo de una Peña con más de 40 socios, con todas sus actividades, acercándote en el mismo estadio, en el fondo D (Grada Baja detrás de la portería) en cada partido. Para cualquier duda nuestro presidente es Ramón Lechuga y su Teléfono es 665494946.


Contacta si quieres con nosotros por Correo (los-diablos-rojiblancos@hotmail.com), Facebook (Diablos Hinchas) o Tuenti (Filipinos Diablos).


Somos una Peña del Granada CF, que fue fundada el 4 de Septiembre del 2008 gracias a tres amigos locos que se juntaron por la pasión a su equipo. Ellos creían que era una locura y que no iba a durar demasiado, pero la Peña sigue en pie, dando guerra y creciendo día a día.


Además de nuestra Sede, los Diablos disponemos de Bombos, Banderas, Bufandas, Polos, Sudaderas, Pancartas, Quedadas, Cenas, Lotería, Copa de Navidad, Equipo de fútbol, ... y muchos otros proyectos por venir. La cuota son solo 5€ al mes o 40€ anuales (ahorrándote dos meses, sale a 4€ al mes) y no tenemos cuota de admisión (somos una de las Peñas más baratas, si no es la más). Además tenemos una sección de Diablillos, para los socios menores de 14 años que no pagan cuota. Las cuotas de la peña incluyen la de la Federación de Peñas, ya que los Diablos es una Peña Federada, teniendo los socios derecho de tener su carné de la Federación para disfrutar de todos sus descuentos. Si te gusta pasártelo bien viendo a nuestro Graná, animando sin parar, no lo dudes y únete a nosotros

1 de septiembre de 2013

Perdonado y agradecido

 Hay ocasiones en las que los méritos sobre un terreno de juego no se corresponden con lo que al final de los noventa minutos se refleja en el marcador. Ayer, en Balaídos, sucedió un nuevo capítulo de una máxima que no por ser repetitiva es menos cierta. Cuando se fallan numerosas ocasiones se termina pagando. Al Granada CF de la temporada pasada le ocurrió en varias ocasiones y ayer le sucedió al Celta. Un tanto de Piti, en el único disparo entre los tres palos del cuadro de Lucas Alcaraz, permitió sacar un punto en un encuentro en el que los rojiblancos apenas existieron en un primera hora de partido en la que no asustaron a Yoel. La fortuna se alió con los granadinos, que pudieron salir goleados sobre todo tras el receso, pero que lograron un punto que le permite mantenerse invictos a domicilio.
 Los primeros cuarenta y cinco minutos fueron un monólogo celtiña. Movilidad, apertura a bandas, constantes dos por uno en los flancos y finalización de jugadas fue lo que ofreció un equipo que no pasó apuros atrás.
 
Es cierto que en los primeros veinte minutos tan sólo destacó un disparo de Álex López, muy activo en todo el choque, que detuvo Roberto sin problemas. Pero las sensaciones no eran las mejores. Con Fran Rico sufriendo sin balón y Brahimi trabajando más en la faceta defensiva que en la ofensiva, únicamente a balón parado se acercaron los de Alcaraz al área rival. 
 
Pero el dominio local se terminó concretando con un tanto de Rafinha en la continuidad de una jugada que inició Nolito y que terminó con un centro de Augusto Fernández que tocó Mainz evitando que Roberto atajara. El cuero le llegó al hispano-brasileño que a puerta vacía inauguró el marcador (29'). Cinco minutos después, una pérdida absurda de Brahimi, que en campo propio es una caja de bombas, permitió a Álex López lanzar al palo izquierdo del arco del guardameta gallego. Uno de los siete disparos a puerta de los celestes ayer en la primera mitad por ninguno visitante. Un dato que deja claro de quien fue el dominio.
 
Pareció en el arranque del segundo acto que el Granada quería cambiar la dinámica. Y en cierto modo lo logró. Se tuvo más posesión (se había llegado a un 70-30 a favor del Celta antes del descanso) pero fueron los de Luis Enrique los que pudieron dejar sentenciado el choque con cuatro ocasiones claras en apenas trece minutos, tres de ellas de Charles. Pero no era el día del delantero brasileño. Las llegadas desde segunda línea de Álex López y la facilidad con la llegaban los locales al borde del área hacían presagiar lo peor. 
 
Sin embargo, la fortuna se alió por fin con el Granada. Se supo capear el temporal y se avisó con una subida de Brayan Angulo que hizo intervenir por primera vez a Yoel (60'). Sesenta segundos más tarde, de nuevo el colombiano, que suele ir de menos a más en los partidos y elegir las subidas al ataque, comandó una contra que culminó con un centro al segundo palo donde Piti, con su pierna menos natural, la derecha, empalmó a la red de disparo cruzado. Un tanto que acusó mucho el Celta y que animó a los visitantes.
 La afición gallega no se lo podía creer pero el fútbol tiene esas cosas. Y como no podía ser de otra manera, el choque cambió sobre todo porque el Celta se vino abajo físicamente tras no encontrar su premio a una hora de dominio y ocasiones. La entrada de Diego Buonanotte benefició para que los de Alcaraz crearan más dudas a los locales. El argentino supo hacer daño por detrás del pivote defensivo y generó muchas problemas en una zona donde un mínimo error suele costar muy caro. Además quiso ser protagonista, se ofreció y habilitó en varias ocasiones a sus compañeros con pases medidos que no se supieron aprovechar. Fue, sin duda, una gran noticia de cara al futuro. 
 
La lesión de Piti obligó a reordenar el equipo con la entrada de Yebda, que se sacrificó en defensa. Entretanto, y pese al bajón físico del Celta, los de Luis Enrique gozaron de un disparo al palo por medio de Álex López. Pero el juego celeste ya no era tan fluido y se transformó en envíos en largo en busca de Charles y David Rodríguez. 
A tres minutos del final, un gran pase de Buonanotte a Álvaro pudo suponer la sentencia pero el sevillano no controló bien y Hugo Mallo, muy rápido y con empujón incluido, se adelantó al menudo extremo zurdo.
 
www.granadahoy.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario