ÚNETE A LOS DIABLOS

Hazte socio y disfruta del buen rollo de una Peña con más de 40 socios, con todas sus actividades, acercándote en el mismo estadio, en el fondo D (Grada Baja detrás de la portería) en cada partido. Para cualquier duda nuestro presidente es Ramón Lechuga y su Teléfono es 665494946.


Contacta si quieres con nosotros por Correo (los-diablos-rojiblancos@hotmail.com), Facebook (Diablos Hinchas) o Tuenti (Filipinos Diablos).


Somos una Peña del Granada CF, que fue fundada el 4 de Septiembre del 2008 gracias a tres amigos locos que se juntaron por la pasión a su equipo. Ellos creían que era una locura y que no iba a durar demasiado, pero la Peña sigue en pie, dando guerra y creciendo día a día.


Además de nuestra Sede, los Diablos disponemos de Bombos, Banderas, Bufandas, Polos, Sudaderas, Pancartas, Quedadas, Cenas, Lotería, Copa de Navidad, Equipo de fútbol, ... y muchos otros proyectos por venir. La cuota son solo 5€ al mes o 40€ anuales (ahorrándote dos meses, sale a 4€ al mes) y no tenemos cuota de admisión (somos una de las Peñas más baratas, si no es la más). Además tenemos una sección de Diablillos, para los socios menores de 14 años que no pagan cuota. Las cuotas de la peña incluyen la de la Federación de Peñas, ya que los Diablos es una Peña Federada, teniendo los socios derecho de tener su carné de la Federación para disfrutar de todos sus descuentos. Si te gusta pasártelo bien viendo a nuestro Graná, animando sin parar, no lo dudes y únete a nosotros

27 de octubre de 2013

Granada B INVICTOS EN LOS CÁRMENES

FICHA TÉCNICA:
Alineación Granada C.F. "B": Dimitrievski, Alex Carmona, Luis Lozano, Morante, Bougaidis, Adolfo, Nico, Fatau, Cuero (Titi 65'), Boateng, Álvaro (Bravo 72'). Entrenador: Joseba Aguado.
Alineación Sevilla Atlético: David Soria, Juanan, Moi, Juanlu, Israel, Luismi, Borja Lasso (Javi Medina 62'), Cotan (Joaquín 70'), Carlos Fernández, Rubio, Gil. Entrenador: Ramón Tejada. 
Árbitro: Luis Collado López, Colegio castellano-manchego.
Tarjetas amarillas: Rubio, Juanlu (Expulsado por doble amarilla), Morante, Luis Lozano.
Goles: 56' Cuero, 78' Bravo.
Incidencias: partido correspondiente a la 10ª jornada de Liga, del grupo IV, de Segunda División B, disputado en el Estadio Nuevo Los Cármenes. 
El filial rojiblanco se pasó los primeros 45 minutos del encuentro en el área sevillista, atormentando al equipo visitante con sus incesantes llegadas a la meta de los de Ramón Tejada. Y es que Boateng en solo veinte minutos disparó a portería tres veces, además, Adolfo, Álvaro y Nico, también hicieron peligrar la meta nervionense en varias ocasiones.  
Durante la segunda mitad, la escuadra nazarí siguió con el mismo planteamiento y pronto se vieron los resultados. Cuero abrió el marcador al 56' y Bravo al 78' puso el broche final a este encuentro, en el que los de Joseba Aguado ganaban por quinta vez consecutiva en Los Cármenes, demostrando así que Los Cármenes es más que un fortín para este equipo.

asín nos recibieron luego somos los malos aquí en granada

Enfrentamiento de grupos radicales del Granada CF y del Elche en el Martínez Valero. Los de Granada, nada más bajarse del bus han provocado a la hinchada local, lo que ha obligado a realizar una carga policial.
Vean en el vídeo lo que sucedió dentro, cuando los granadinos tuvieron que correr los pasillos del Martínez Valero ante la presión de los locales. El vídeo, colgado en Youtube, habla por sí mismo.
GRANDE KOLOKON
pincha y ver el vídeo.

mejor fuera que en casa

 El Granada tiene más motivos si cabe para considerar al Martínez Valero un campo talismán. A sabiendas de que necesitaba puntuar para no dejarse caer en zona de descenso tras los triunfos del Valladolid y el Celta, los de Lucas Alcaraz no se contentaron con un punto, sino que de una tacada se reencontraron con la victoria y con el gol. Éste no fue tan histórico como el de Ighalo hace tres años, pero el que ayer firmó Iturra (también en el primer tiempo), además de dejar sin aire a la afición local, vale tres puntos, quizá algo más por ser ante un rival directo.

El chileno fue el gran protagonista del encuentro. Estuvo en todas partes, ayudó a los de adelante y a los de atrás y siempre jugó el balón con criterio. Su despliegue, además de oscurecer el gran partido de no pocos de sus compañeros (Murillo estuvo también pletórico), le hizo merecedor de salir a hombros del coso ilicitano.
 ¿Jugó a psicólogo Lucas Alcaraz al colocar a Ighalo en el once inicial? Sea por éste u otro motivo, se quedó en el banquillo El Arabi. El técnico sorprendió también con la presencia de Fran Rico y la ausencia de Buonanotte. El 'trivote' anunciaba un esquema de contención, pero sobre el campo pasó todo lo contrario. Durante buena parte del choque el balón estuvo en los pies de los visitantes, sobre todo en el primer tiempo. El Granada construyó mejor el fútbol y llegó más. Y la defensa estuvo soberbia, en la primera y, sobre todo, en la segunda parte, cuando hubo que guardar un poco más la ropa ante los arreones finales de los locales.

De salida la iniciativa recayó en los franjiverdes, pero las buenas intenciones les duraron poco. Después de que Del Moral firmara el primer remate del partido (4') y Fran Recio desperdiciara una falta en la frontal del área (6'), los rojiblancos pasaron a marcar el ritmo que más le interesaba y a asentar el juego en la zona ancha y siempre mirando hacia adelante.

La primera gran ocasión del encuentro la tuvo Recio. Al malagueño le llegó el balón en el borde del área y sin pensárselo soltó un tremendo zapatazo. Un jugador ilicitano rozó el balón lo suficiente para que el balón no encontrara la escuadra a la que iba encaminado (11').
 Mediado el tiempo, el Granada estaba más a gusto. La posesión era mayor y el Elche pasó a jugar a la contra. Baste señalar que la primera intervención de Roberto se produjo en el minuto 22 en una acción intrascendente.

Poco después Iturra puso fin a una sequía que duraba 237 minutos. El gol, que parecía ese gran desconocido para los granadinistas, volvió a hacer acto de presencia. Fran Rico sacó una falta pegado a la banda derecha para que el chileno, adelantándose a todo el mundo, rematara en plancha al fondo de la red. Increíble, pero cierto: ¡gol del Granada! Era el minuto 26.

Un minuto después, los de Alcaraz hilaron una buena jugada colectiva en un contragolpe que Foulquier no supo culminar al intentar un pase que se perdió dentro del área chica. Bien pudo traducirse en el segundo.

Los locales, sorprendidos en toda regla por el juego de su rival sólo inquietaron un poco con algún tiro lejanos y en varios saques de esquina. Según se acercó el descanso, el Elche se fue un poco hacia adelante. Casi le cuesta recibir un gol en una rápida acción visitante. Brahimi se la puso a Ighalo en la esquina del área pequeña y el nigeriano hizo un recorte que recordó a su gol de aquel histórico 18 de junio de 2011, pero la jugada no tuvo un final igual porque un defensa local estuvo más atento esta vez.

La mala suerte casi le jugó una mala pasada al Granada justo antes del intermedio. Murillo, que estuvo colosal todo el partido, perdió un balón que acabó en la más clara ocasión de los locales. Menos mal que Del Moral, más solo que la una, empaló el balón al limbo.
Tras unos instantes en los que los ilicitanos empezaron a ver huecos, a punto estuvo de llegar el empate en un saque largo de Roberto. Damián Suárez le robó la cartera al argelino e intentó sorprender desde medio del campo al meta gallego, que estuvo muy ágil ante un balón iba a puerta (73'). Fran Escribá se la jugó en el último cuarto al sacar a toda su artillería. Por el contrario, y como era lógico, Alcaraz, que con las entradas de Angulo y Coeff buscó más solidez en la retaguardia, más aún cuando en los últimos minutos el Elche se volcó sobre el terreno rojiblanco.

Los últimos minutos se hicieron largos, más por la emoción. Esta vez el Elche no empató y el Granada toma aire después de sacar el máximo rédito posible a un solitario gol. Y una victoria más fuera de Los Cármenes.

20 de octubre de 2013

Granada juega con fuego nuestros sentimientos

 El Granada ha acumulado su segunda derrota seguida ante el Getafe (0-2) en un encuentro que estuvo marcado por la expulsión del defensa senegalés Pape Diakhaté a la media hora de juego. El equipo azulón, que hasta ese momento había sido inferior, salió en tromba en el segundo tiempo y sentenció el choque en apenas ocho minutos con un gol del colombiano Jeison Murillo en propia puerta, tras envío de Pedro León, y otro de Pedro León, que demostró en el Nuevo Los Cármenes su gran momento de forma. El Granada, como es habitual en los partidos que juega en casa, dominó con contundencia al principio frente a un Getafe que salió claramente a "verlas" venir. 

Los rojiblancos tuvieron su mejor, y única ocasión, del primer tiempo a los tres minutos, cuando un rechace tras un saque de esquina llegó en el segundo palo al argelino Yacine Brahimi, que libre de marca y en franca posición remató fatal. El Getafe, cada vez más asentado con el paso de los minutos, solo se acercó en la primera media hora con un tímido remate de cabeza de Sarabia, a las manos de Roberto. La jugada que marcó el choque llegó en el minuto 31, cuando Diakhaté paró a Borja en falta tras una absurda pérdida de balón de Nyom y el colegiado Mateu Lahoz le mostró justamente la segunda tarjeta amarilla y lo expulsó. 
 El Getafe, con un hombre más sobre el campo, dominó hasta el descanso aunque solo se acercó al gol en un remate de Diego Castro que salió a córner tras tocar en un defensa y en una última acción en la que Sarabia remató fuera. El técnico del Getafe, Luis García, fue a por todas, a por el partido, con la entrada al campo en el inicio del segundo tiempo del rumano Ciprian Marica. Las cosas no le pudieron salir mejor a los madrileños, ya que a los dos minutos de la reanudación un envenenado centro chut de Pedro León acabó con un gol en propia puerta, al intentar despejar, de Murillo. 

El Granada reaccionó con coraje al 0-1 y pudo empatar seguidamente tras una buena jugada de Brahimi que no encontró rematador y con un disparo del colombiano Bryan Angulo que Moyá despejó a córner. Fue un espejismo, ya que el Getafe sentenció la contiendo solo unos segundos más tarde. Después de que Marica pusiera a prueba a Roberto, Pedro León se encontró solo con un balón en el área y remató con elegancia lejos del alcance del meta rojiblanco (0-2, m.55). 
 El técnico del Granada, Lucas Alcaraz, trató de reactivar a los suyos con la reaparición, tras más de un mes lesionado, de Francisco Medina Piti, que fue el mejor de los suyos, y la entrada al campo de Fran Rico, pero los visitantes controlaron el choque sin agobios hasta el final. Incluso, Colunga pudo ampliar la renta para un Getafe que levantó el pie del acelerador, mientras que en el bando local solo el marroquí Youssel El Arabi y Piti en un par de ocasiones pusieron en apuros a Moyá en jugadas esporádicas. En el tiempo añadido, ya con todo decidido, Colunga estrelló un balón en el larguero mientras que el chileno Manuel Iturra desperdició una buena opción para firmar el gol de la honrilla al marrar un mano a mano ante Moyá.
FICHA TÉCNICA:
Granada CF: Roberto; Nyom, Diakhaté, Murillo, Angulo; Recio (Piti, m. 54), Iturra, Brahimi (Fran Rico, m. 64), Pereira; Buonanotte (Mainz, m. 33); y El Arabi.
Getafe CF: Moyá; Arroyo, Rafa, Lisandro, Roberto Lago; Borja (Ciprian Marica, m. 46), Mosquera, Pedro León (Míchel, m. 74), Diego Castro; Sarabia (Gavilán, m. 57); y Colunga.
Goles: 0-1, m. 46: Murillo, en propia puerta, al desviar un centro de Pedro Léon. 0-2, m. 54: Pedro León, en un disparo desde la corona del área.
Árbitro: Antonio Mateu Lahoz (colegio valenciano). Expulsó por doble amarilla a Diakhaté (m. 32). Amarillas a Roberto, Fran Rico y Buonanotte; y a los visitantes Roberto Lago y Ciprian Marica.
Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 9 de la Liga BBVA, disputado en el estadio Los Cármenes, ante 13.319 espectadores.

6 de octubre de 2013

El filial va muy en serio y nos da ilucion

Que Joseba Aguado es o sería un buen jugador de póquer se deduce de sus ruedas de prensa. El entrenador rojiblanco pidió unas siete jornadas para que el equipo carburara y resulta que el Granada B es colíder ahora mismo, en mitad de la séptima jornada. El farol ha funcionado. El filial rojiblanco venció con justicia al Linense (1-0), que es el líder de la categoría, y ya tiene un póquer de victorias en Los Cármenes, donde sigue invicto. 

Tres puntos más al bolsillo en una tarde en la que hubo muchas cosas que celebrar: la segunda semana consecutiva con la portería a cero, la mejor entrada de la temporada en Los Cármenes, el buen juego de la primera parte y sobre todo el golazo del capitán Adolfo. Un chicharrazo que vale un partido y el derecho a pensar que estos niños del B han llegado al Grupo IV de Segunda B para hacer algo muy interesante. 

Joseba Aguado repitió el mismo once que le dio la victoria en Córdoba. El cuerpo técnico empieza a encontrar soluciones defensivas y para la creación. Uno de los cambios de estos dos encuentros ha sido Adolfo. El que fuera uno de los estandartes del ascenso, vuelve a ser importante. El jugador granadino le dio la razón a sus entrenadores con su partidazo y con su fantástico gol en el 5'. Una falta a la escuadra, imposible de atajar para Mateo y que confirma a Adolfo como el gran especialista del equipo. 

Otro gol tempranero como el día del Almería B. Un tanto, que permitió a los rojiblancos jugar a lo que más les gusta: replegarse y montar contras endiabladas. El Linense fue un mero espectador en los primeros compases. Los zagueros 'balonos' se las desearon con la velocidad y la calidad de los dos puñales de las bandas, Álvaro y Nico. Precisamente, el motrileño le puso un buen balón a Boateng en el 7' que se encontró con Boateng. 

Mientras que los ataques tenían poca chica y acababan en las manos de un adelantado Dimitrievski, los rojiblancos acechaban el área rival con maldad. Cuero pudo poner más distancia en el marcador, pero el juez de línea, que no de La Línea, Ignacio Ianopollo se encargó de fastidiar al 'Falcao' del Granada B, que no estaba en fuera de juego. 

Tres fueron los enemigos de que el choque entre el Granada B y La Balona fuera más vistoso. El lamentable estado del césped, el cambio climático que nos deja un calor insoportable en octubre y el trío arbitral. Víctor Rives Leal se empeñó en pitar faltas y sacar amarillas por cualquier entrada. Fue el único problema para un Granada B que, fruto de su juventud impetuosa, maneja muy mal estas situaciones. Lo de Joseba Aguado pudieron dejar el partido muy a su favor en la primera parte. El filial rojiblanco no aprovechó la abulia del líder para hacer sangre. Un Linense que en los primeros 45 minutos sólo lo intentó mediante el balón parado y con balones directos a Hugo Díaz, que estuvo bien cubierto por Morante y Bougaidis. 

La segunda parte fue otra historia. El líder despertó de la siesta y, en un minuto, Copi estuvo muy cerca del empate. Fran Morante fue el salvador en esta ocasión. El Granada B también la tuvo en otro contraataque magistral, pero a Cuero se le fue por poco. La ambición de los rojiblancos la cortó el árbitro, que expulsó a Boateng por una entrada muy suave. Era el 56' y como el día del Almería B tocaba remar a contracorriente. 

Sufrir se les da bien. Con el sudor, Dimitrievski y un poco de suerte, los rojiblancos salvaron las embestidas albinegras. En el 54' fue Alberto el que mandó alta una ocasión clarísima. La mejor oportunidad de 'La Recia' estaba por llegar. Samu lanzó un cabezazo (83') que tocó Dimitri y se fue el larguero. Hugo Díaz tampoco acertó con el rebote. 
www.granadahoy.com

Un Villarreal Caníbal

 El Villarreal pasó por encima del Granada para asegurarse, una jornada más, un hueco en la zona noble de la clasificación. Comandados por Cani, autor de dos asistencias, los amarillos no tuvieron piedad del cuadro nazarí. Bruno, Giovani y Pina pusieron los goles en un Madrigal que acabó haciendo la ola.

.Perdió el Granada. Le arrasaron. No lo vi. Tenía otras obligaciones profesionales. Me dispuse a contemplar el encuentro al día siguiente.Un sopor. Lo peor no es saber el resultado, encima negativo. No. Lo más lamentable es que todos los errores que intuías que se cometieron, aparecen uno tras otro en las secuencias que atisbas.Mala circulación, poca llegada, abuso de lo frontal, desajustes atrás, un cansancio tremendo en las piernas. Un rival, sobre todo, que se pronuncia como la gran irrupción del arranque de Liga y que confirmó que atraviesa una fenomenal forma.El Granada solo presentaba una novedad en su once titular. Hassan Yebda por Recio, lesionado. Ha habido críticas en el entorno a la actuación del argelino. Que si no está involucrado, que si no ayuda a Iturra, que si directamente se borra. Parece claro, para empezar, que está fuera de onda. Pertenece al trío de lesionados de larga duración que intentan retornar a lo que fueron, sin conseguirlo.Tampoco Benítez y Fran Rico han ofrecido su mejor versión. Al balear se le chifla, al verle algunos poco implicado en el proyecto. A Yebda le puede tocar ese mismo reproche. Lo cierto es que en el campo está incómodo. Sus optimistas declaraciones no le ayudan a la comprensión del respetable.Se echó de menos a Recio, pues es como las bisagras, que están ocultas pero sin ellas la puerta se cae. Recio, lo repetimos hasta la saciedad, no es el mejor en nada, pero tiene las propiedades de la argamasa. En un equipo como este, donde la defensa se acula para sentirse firme y los de arriba invaden los mismos espacios, hace falta tipos cartesianos como el malagueño..Los rojiblancos estaban cansados. Cuando no eres consistente con el balón, la frescura es básica para solventar las eternas fases en las que te acechan. Siempre queda esa duda. Saber si el repliegue es necesario para conformar a los de atrás o puede existir algo más de riesgo, un paso adelante, cierta presión en el origen de la jugada del rival. Alcaraz delimita ese patrón, pero un perfil más agresivo en la recuperación necesita de un compromiso, de una solidaridad, que habría que ver si los solistas del Granada están dispuestos a dar en pleno.


1 de octubre de 2013

caza a la fiera

 A la cuarta fue la vencida. Con rúbrica de El Arabi, que lució su primer doblete desde que llegó a Granada. De una tacada volvieron los goles y la victoria a Los Cármenes. Hubo que esperar al minuto 53' de la segunda parte para romper una sequía anotadora que había durado 322 minutos. Diez minutos después llegó el segundo. Ha sido mucho tiempo el que la afición rojiblanca ha ejercitado la paciencia antes de celebrar un gol 'cuerpo presente' y un triunfo que sitúa a los de Lucas Alcaraz como duodécimos en la clasificación. El equipo que mordió el polvo fue un histórico como es el Athletic, lo que sin duda dio más lustre a la primera victoria que se ve en el coso zaidinero esta temporada. Ya pueden venir más.




 Las buenas vibraciones que transmitió el once titular en el choque ante el Valencia hizo que anoche Alcaraz volviera a confiar de salida en los mismos hombres. Y como ocurrió ante los levantinos, los rojiblancos saltaron al campo sin ningún complejo y dispuestos a llevar el peso del partido.




El primer acercamiento digno de mención lo protagonizó Pereira por la banda derecha a lo seis minutos. El francés lo hizo todo bien salvo el chut final. El balón no amagó siquiera con buscar portería. Ante la iniciativa de los locales, los de Valverde cerraron huecos, sin renunciar a sorprender en cuanto le dieran la más mínima ocasión. Pero mientras les llegaba el momento, los bilbaínos tuvieron que cortar un gran centro al área de Nyom que buscaba a El Arabi (10'). O ver como el colegiado desmontaba una gran asistencia de Iturra a Buonanotte, que se quedaba solo, al señalar un fuera de juego que lo fue por muy poco (12'). Fue el preludio del primer zarpazo visitante, en el que Roberto tuvo que tirarse a los pies de Aduriz. En la siguiente jugada se pidió penalti sobre el mismo delantero vasco.



La respuesta rojiblanca fue con una gran ocasión de El Arabi, que llevó el contragolpe y optó por chutar desde el borde el área fuera. A trascartón, otro jugadón de Pereira por su banda para ponérsela a Buonanotte, que desde dentro del área hizo intervenir a Iraizoz (17'). Fueron unos minutos locos, muy locos, porque en la siguiente acción el Athletic gozó de otra oportunidad, pero Ibai se enredó consigo mismo cuando estaba a punto de encarar al meta granadinista.

Tras unos instantes en los que los jugadores de ambos bandos parecieron tomar aire, con demasiadas imprecisiones a lo largo y ancho del césped, fue el cuadro vizcaíno el que volvió a la carga. Un pase en profundidad dejó a Ibai delante de Roberto, pero el meta gallego aguantó perfectamente para quedarse con el balón (24').


Sobrepasada la media hora del acto inicial se apagó un poco el juego granadinista, que se vio obligado a centrarse más en el trabajo en su campo que en el ajeno. Antes de llegar al descanso Susaeta metió el miedo en el cuerpo cuando no encontró la escuadra por poco. Brahimi intentó devolver la moneda en una falta al borde de la línea de banda, en la que intentó el imposible de sorprender a Iraizoz con un lanzamiento al primer palo.



Nada más reanudarse el choque Susaeta obligó a intervenir a Roberto. Fue un aviso de nada, pues los primeros minutos del segundo tiempo fueron una oda a al 'pase' al rival. Pero no tardó en llegar la jugada que iba a suponer el fin de la sequía rojiblanca en su feudo. A la salida de un córner, Ander Herrera se llevó por delante a Murillo. Un penalti tan tonto como claro. El Arabi hizo de Siqueira y batió a Iraizoz con un tiro raso y ajustado al poste. El minuto para enmarcar, el 52.



Tras el gol, Valverde dio entrada a Muniain en lugar de Ibai y el Athletic se lanzó a por el empate. Los rojiblancos, por su parte, se replegaron con intención de buscar la contra. Como la que acabó en un córner que sacó Buonanotte, peinó Diakhaté y cabeceó El Arabi al fondo de la red. Después de más de 320 minutos sin marcar en Los Cármenes, al Granada sólo le bastó nueve más para anotar el segundo.



El segundo gol dio tranquilidad a los de Alcaraz y produjo el desasosiego en las filas de Valverde. Poco después pudo llegar el tercero, el hat trick de El Arabi, pero Iraizoz sacó una mano providencial a un tiro cruzado que olía la red (66'). Y dos minutos después el que desaprovechó una clara ocasión fue Buonanotte, que cabeceó solo a las manos del meta vasco