ÚNETE A LOS DIABLOS

Hazte socio y disfruta del buen rollo de una Peña con más de 40 socios, con todas sus actividades, acercándote en el mismo estadio, en el fondo D (Grada Baja detrás de la portería) en cada partido. Para cualquier duda nuestro presidente es Ramón Lechuga y su Teléfono es 665494946.


Contacta si quieres con nosotros por Correo (los-diablos-rojiblancos@hotmail.com), Facebook (Diablos Hinchas) o Tuenti (Filipinos Diablos).


Somos una Peña del Granada CF, que fue fundada el 4 de Septiembre del 2008 gracias a tres amigos locos que se juntaron por la pasión a su equipo. Ellos creían que era una locura y que no iba a durar demasiado, pero la Peña sigue en pie, dando guerra y creciendo día a día.


Además de nuestra Sede, los Diablos disponemos de Bombos, Banderas, Bufandas, Polos, Sudaderas, Pancartas, Quedadas, Cenas, Lotería, Copa de Navidad, Equipo de fútbol, ... y muchos otros proyectos por venir. La cuota son solo 5€ al mes o 40€ anuales (ahorrándote dos meses, sale a 4€ al mes) y no tenemos cuota de admisión (somos una de las Peñas más baratas, si no es la más). Además tenemos una sección de Diablillos, para los socios menores de 14 años que no pagan cuota. Las cuotas de la peña incluyen la de la Federación de Peñas, ya que los Diablos es una Peña Federada, teniendo los socios derecho de tener su carné de la Federación para disfrutar de todos sus descuentos. Si te gusta pasártelo bien viendo a nuestro Graná, animando sin parar, no lo dudes y únete a nosotros

22 de diciembre de 2013

La derrota ante los donostiarras devuelve al Granada a su realidad


El campo está maldito 

La Real Sociedad se unió anoche a la ya amplia lista en la que están el Real Madrid, Espanyol, Valencia, Getafe, Atlético de Madrid y Sevilla. Y también, el Alcorcón. En la Liga son siete los equipos que se han llevado los puntos de Los Cármenes, desde donde ya han volado un total de 21. En la próxima mejora del césped debería aprovecharse para, como quien no quiere, sembrar toda una plantación de ajos. El campo está maldito para los locales. Hace falta dar un giro a esta dinámica porque el día que cambie la que hay fuera lo vamos a pasar mal, muy mal. 

El cuadro donostiarra dejó bien claro que es muy superior a los granadinistas. Sólido en todas sus líneas, mueve el balón con velocidad y criterio y se muestra letal en ataque. Sus delanteros estuvieron casi siempre por encima de los defensores locales, que quedaron en evidencia en más de una ocasión. De forma clara, en los goles. Los rojiblancos jugaron con valentía... y con impotencia ante la un rival que fue mejor y que, además, impuso un ritmo endemoniado del que sacó mucho fruto. Y eso que los de Alcaraz chutaron como nunca. Buscaron la portería de Bravo, casi siempre desde fuera del área... y sin puntería. 

Con la batuta a la espera de que alguno de los equipos se hiciera con ella. Así comenzó el enfrentamiento entre rojiblancos y donostiarras. Con mucho centrocampismo y escasas llegadas transcurrieron los diez primeros minutos, en los que sólo destaco un disparo lejano de Piti que llegó manso a las manos de Bravo. A los doce minutos, primer chut de los guipuzcoanos. Xabi Prieto, desde muy lejos, lo intentó, sin puntería. Poco después, una mala cesión de Brayan Angulo casi les cuesta un disgusto a los de Alcaraz. Agirretxe no supo sacar provecho del error. El balón iba con rapidez de un lado a otro. 
 Sobrepasado el cuarto de hora el Granada se dejó ver en las inmediaciones de Bravo. Primero Piti colgó un balón al área al que no llegó Yebda por muy poco. Y poco después, tras una rápida transición de los locales, Brahimi se introdujo en el área, pero su disparo, flojo, fue directo a las manos del meta chileno. La Real no se dejó intimidar. Carlos Vela protagonizó una buena jugada individual antes de ponérsela a Griezmann, que obligó a Roberto a retener su tiro raso (22'). Antes de que concluyera ese minuto, en la otra parte del campo fue El Arabi el que puso a prueba a Bravo. El balón no tenía quien lo tranquilizara. Los donostiarras empezaron a presionar en la salida del balón por parte de los locales. Así provocaron un error que se tradujo en una gran ocasión de Bergara. Si bueno fue su disparo, mejor fue la respuesta de Roberto. El meta envió el esférico a córner con la punta de los dedos (26'). Fue la antesala del tanto que abrió el marcador tras un cúmulo de despropósitos locales. Con Brahimi en el suelo, Griezmann metió un pase a Vela. Mainz no midió en el despeje, Roberto salió a por uvas y el mejicano llevó el esférico a la red (29'). 

Los de Alcaraz intentaron responder con rapidez. A El Arabi le faltó un poco de fuerza y algo más de colocación en un disparo desde la frontal del área grande (31'). Parecía que la Real pujaba por hacerse con la manija del choque cuando apareció Piti. El catalán recogió un balón pegado a la banda, se fue hacia el centro y, desde unos 20 metros, soltó un zapatazo impresionante al que no pudo responder Bravo. Un golazo impresionante (36'). Poco duró la alegría. Sólo cinco minutos. Tras un córner botado por los rojiblancos, que atajó el meta realista, llegó un fulgurante contragolpe que culminó Griezmann llegando desde atrás ante una descolocada defensa local. 
 Tras la reanudación, enésima lesión de Yebda. Recio tuvo que cubrir el hueco. Fue justo antes de que Roberto se 'cargara' con un alarde de reflejos una gran jugada visitante. Agirretxe había rematado a quemarropa. En la siguiente acción fue Brahimi el que puso a prueba a Bravo, que respondió a mano cambiada (50'). El partido volvió otra vez a una dinámica eléctrica, con el balón 'estresado', de un lado para otro. El Granada, eso sí, echado más para adelante. El Arabi no supo poner la guinda a un pase de la muerte de Foulquier. El marroquí, inoportunado por un defensor vasco, remató desviado (57'). 

Pero el cuadro de Alcaraz jugaba con fuego. La Real Sociedad no necesitaba mucho para plantarse en el campo rojiblanco. Griezmann, además, aparecía por todos lados para poner en evidencia a la zaga local. Así llegó el tercero de los de Arrasate. Ataque vasco, apertura a Carlos Vela, Foulquier que no aprieta y el mejicano que suelta un zambombazo que se cuela por toda la escuadra (64'). Alcaraz respondió con un cambió que no entendió el respetable. Riki sentó a Iturra con el objeto de mirar más hacia adelante. Antes de llegar a la media hora del segundo acto, Riki lo intentó desde el vértice del área, pero el meta visitante estuvo atento en el palo corto. Luego fue Piti, pero sin tino. 

No tiró la toalla el Granada, pero puso de manifiesto su impotencia ante un rival muy superior en todas sus líneas. Los rojiblancos lo intentaron desde todos los ánguilos y bien pudieron recortar diferencias. Pero los realistas, siempre peligrosos, provocaban el murmullo en las gradas cada vez que sobrepasaban la línea del centro del campo. Con el pitido final se consumó la enésima derrota en casa y una semanita para olvidar. ¡Esos ajos!
www.granadahoy.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario