ÚNETE A LOS DIABLOS

Hazte socio y disfruta del buen rollo de una Peña con más de 40 socios, con todas sus actividades, acercándote en el mismo estadio, en el fondo D (Grada Baja detrás de la portería) en cada partido. Para cualquier duda nuestro presidente es Ramón Lechuga y su Teléfono es 665494946.


Contacta si quieres con nosotros por Correo (los-diablos-rojiblancos@hotmail.com), Facebook (Diablos Hinchas) o Tuenti (Filipinos Diablos).


Somos una Peña del Granada CF, que fue fundada el 4 de Septiembre del 2008 gracias a tres amigos locos que se juntaron por la pasión a su equipo. Ellos creían que era una locura y que no iba a durar demasiado, pero la Peña sigue en pie, dando guerra y creciendo día a día.


Además de nuestra Sede, los Diablos disponemos de Bombos, Banderas, Bufandas, Polos, Sudaderas, Pancartas, Quedadas, Cenas, Lotería, Copa de Navidad, Equipo de fútbol, ... y muchos otros proyectos por venir. La cuota son solo 5€ al mes o 40€ anuales (ahorrándote dos meses, sale a 4€ al mes) y no tenemos cuota de admisión (somos una de las Peñas más baratas, si no es la más). Además tenemos una sección de Diablillos, para los socios menores de 14 años que no pagan cuota. Las cuotas de la peña incluyen la de la Federación de Peñas, ya que los Diablos es una Peña Federada, teniendo los socios derecho de tener su carné de la Federación para disfrutar de todos sus descuentos. Si te gusta pasártelo bien viendo a nuestro Graná, animando sin parar, no lo dudes y únete a nosotros

24 de febrero de 2014

NO SE ENTIENDE LA FALTA DE CONCENTRACIÓN SIEMPRE AL FINAL

 Ocurrió en Los Cármenes y en Mestalla. Como sucediera en la primera vuelta, el Valencia se llevó los tres puntos en el últimos suspiro ante un Granada que había hecho méritos más que suficientes para lograr el empate. Y si en otoño, el tanto del triunfo che llegó tras una desafortunada acción de Ighalo, ayer le tocó la china a Pereira, que cometió una absurda falta cuando el balón se iba fuera a favor de los rojiblancos. Se estaba ya casi en tiempo de descuento y ahí se originó el gol que dejó cariacontecido a todo el granadinismo. 
 
El partido de los de Lucas Alcaraz fue serio y muy bien planteado. El primer tiempo fue controlado de forma clara. Tras la reanudación y después del tempranero gol del Piti, se supo sufrir y contener al rival, más aún cuando se fue arriba tras empatar rápidamente. Todo se hizo bien hasta que se llegó al momento fatídico del choque en que el punto volvió a volar. Era sólo un punto, pero no un punto cualquiera, pues sacar un empate en Mestalla sin duda hubiera dado alas. Pero... 
 Tras el pitido inicial, el cuadro rojiblanco dejó la iniciativa a los locales. Bien asentados atrás los de Alcaraz, el choque se inició con escaso ritmo. El Valencia, ante la imposibilidad de traspasar las líneas defensivas de los rojiblancos, optó por utilizar el pase largo para buscar la espalda a la retaguardia visitante. 
 
Poco a poco, los granadinistas empezaron a estirar sus líneas. De hecho, el primer tiro sobre la puerta contraria tuvo la firma de El Arabi, que tras regatear a su marcador chutó a las manos de Alves (9'). El Valencia contestó de inmediato con una larga jugada que pudo llevar peligro, pero  en ningún momento se concretó un disparo entre los tres palos, pues Fede cruzó en exceso, tanto que el balón se perdió por la línea de fondo.
 La suerte se alió con el Granada poco después, pues el colegiado del encuentro no vio una mano de Brayan Angulo dentro del área (14'). El penalti fue claro, por lo que la polémica quedó servida. Y clara también fue la ocasión que tuvo Recio tras un pase al hueco de Piti. El malagueño estuvo algo lento y Barragán llegó a tiempo para cortar un chut que buscaba la portería de Alves (15'). 
 
Con el partido controlado, el primer contratiempo para el Granada llegó cuando Fran Rico se resintió de sus problemas físicos y tuvo que ser sustituido por Fatau cuando apenas habían transcurrido 21 minutos. 
 
Según fue avanzando el primer periodo, los visitantes se asentaron más y mejor sobre el césped que su anfitrión, que no jugaba con comodidad. Los rojiblancos, por el contrario, se aventuraban a mover el balón en las inmediaciones del área local, aunque con escasa profundidad. 
 
A la media hora despertó el cuadro de Pizzi. Fede culminó una buena jugada de ataque che con un fuerte disparo desde fuera del área que se topó con un Roberto bien colocado. Un minuto después, los mismos protagonistas, aunque en esta ocasión el cancerbero gallego tuvo que emplearse un poco más.
Y cuando el Valencia mostró su disposición de volcarse sobre la portería de sus invitados, éstos se revolvieron con un rápido contragolpe llevado por El Arabi y que a punto estuvo de culminar Brahimi, que cruzó en demasía tras sacar los colores a Mathieu (33'). Seis minutos después, otra ocasión marrada por los visitantes. Piti se la puso de dulce a Fatau que, dentro del área, demostró que tiene que revisar su punto de mira.
 
El conjunto valencianista apretó en los instantes finales del acto inicial, pero los rojiblancos aguantaron perfectamente, con la misma seriedad atrás mantenida desde que comenzó el encuentro.
 
No pudo reanudarse el choque de mejor manera. Apenas había transcurrido un minuto y medio del segundo tiempo cuando Fatau abrió a la banda de Nyom, que colgó el balón en el área. Ahí, 'frivolité' de Javi Fuego con el pecho, que dejó el esférico a los pies de Piti, que fusiló a Alves con calidad y casi a placer. El catalán encontró así el premio al gran partido que hasta entonces había protagonizado.
 
Sorprendido por el tanto granadinista, Juan Antonio Pizzi se vio obligado a mover su banquillo y cambiar sus esquemas. Sentó a Keita y Vargas y salieron Alcácer y Jonas. Precisamente, éste pudo igualar nada más pisar el campo, pero en plancha apenas rozó el esférico tras una gran asistencia de Feghouli (59'). Pero fue Alcácer el que marcó. El valencianista, en fuera de juego por muy poco, se adelantó a la defensa rojiblanca a una asistencia de Feghouli desde la derecha (63').
El Valencia, con la inercia cogida por su rápida reacción tras el gol de Piti, se vino arriba en busca de culminar la remontada. Jonas volvió a tener otra ocasión. Su disparo desde fuera del área, muy ajustado al poste derecho de la portería  rojiblanca, fue despejado a córner por Roberto con la punta de los dedos (67'). Y antes de la media hora, el brasileño lo intentó otra vez desde lejos, pero con menos puntería.
 
A falta de quince minutos para la conclusión, los de Alcaraz se ajustaron el 'cinturón' y se dispusieron a defender el punto con uñas y dientes. Tocaba sufrir. 
El juego se endureció debido a las prisas de unos y las ganas de parar el ritmo del partido por parte de los otros. Esto se tradujo en una serie de cartulinas amarillas mostradas por González González de forma consecutiva.
 
El Granada, a pesar de cerrar su defensa, no se negó a estirarse  sobre el campo che. Incluso Fatau buscó el chut lejano, pero totalmente inofensivo. Más trabajo tuvo Roberto, que se lució, sobre todo, en un remate a bocajarro de Alcácer (83'). Un minuto después, el meta se tuvo que emplear en un disparo de Michel.


 
Parecía todo controlado cuando llegó el último minuto. Pereira cometió una falta innecesaria en la banda derecha. Jonas colgó el balón en el área rojiblanca, peinó un jugador valencianista ante un Roberto que salió mal y Vezo remató a placer.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario