ÚNETE A LOS DIABLOS

Hazte socio y disfruta del buen rollo de una Peña con más de 40 socios, con todas sus actividades, acercándote en el mismo estadio, en el fondo D (Grada Baja detrás de la portería) en cada partido. Para cualquier duda nuestro presidente es Ramón Lechuga y su Teléfono es 665494946.


Contacta si quieres con nosotros por Correo (los-diablos-rojiblancos@hotmail.com), Facebook (Diablos Hinchas) o Tuenti (Filipinos Diablos).


Somos una Peña del Granada CF, que fue fundada el 4 de Septiembre del 2008 gracias a tres amigos locos que se juntaron por la pasión a su equipo. Ellos creían que era una locura y que no iba a durar demasiado, pero la Peña sigue en pie, dando guerra y creciendo día a día.


Además de nuestra Sede, los Diablos disponemos de Bombos, Banderas, Bufandas, Polos, Sudaderas, Pancartas, Quedadas, Cenas, Lotería, Copa de Navidad, Equipo de fútbol, ... y muchos otros proyectos por venir. La cuota son solo 5€ al mes o 40€ anuales (ahorrándote dos meses, sale a 4€ al mes) y no tenemos cuota de admisión (somos una de las Peñas más baratas, si no es la más). Además tenemos una sección de Diablillos, para los socios menores de 14 años que no pagan cuota. Las cuotas de la peña incluyen la de la Federación de Peñas, ya que los Diablos es una Peña Federada, teniendo los socios derecho de tener su carné de la Federación para disfrutar de todos sus descuentos. Si te gusta pasártelo bien viendo a nuestro Graná, animando sin parar, no lo dudes y únete a nosotros

2 de noviembre de 2014

crónica de un día negro tanto del equipo como de algunos aficionados

              Un repaso sin roturas

PD: el aficionado que con la camiseta del granada cf se alegra de los goles del Madrid y los grita como si de su equipo se tratara no se merece ni el respeto ni la entrada en la catedral del granada cf
 El actual campeón de Europa jugó a lo que quiso y cuando quiso, controló el partido, llevó el ritmo, se gustó en los pases al primer toque, tanto que ofreció un gran repertorio de taconazos. Quiera o no el técnico granadinista, el Real Madrid pasó ayer por encima de su equipo al igual que lo ha hecho con otros anteriormente. 
Las intenciones de Caparrós por intentar evitar lo inevitable se vio en el once que saltó al campo, con la presencia de Eddy en el centro del campo en lugar del sancionado Fran Rico. El entrenador quiso dar guerra en el aspecto físico a sus invitados, pero todo se fue al traste en menos de dos minutos. Todo saltó por los aires cuando Carvajal le robó la cartera a Murillo sobre la línea de fondo y se la puso a Benzema para que el francés diera medio gol a Ronaldo, que marcó a placer.  
 
En cierta manera el tanto quitó presión a los rojiblancos que, sin mucho convencimiento, intentaron estirar sus líneas. Alguna vez se plantaron al borde del área merengue, pero sin más. El Madrid, por su parte, fue a por el control del balón a sabiendas de que las ocasiones caerían por el propio peso de su superlativa superioridad.
 
Isco, desde muy lejos, casi encontró la escuadra de Roberto antes de los diez minutos. Poco después, la falta de concentración de los granadinistas se puso de manifiesto en una falta que sacó el Madrid y que pilló a contrapié a casi toda la defensa. Del susto no se libró nadie. Al cuarto de hora fue James el que disparó alto. Sólo había transcurrido un cuarto de hora y nada había contrariado el guión previsto.
 Bajo el control absoluto de los visitantes y con Isco marcando el compás, pudo llegar el segundo en el 25'. Los del Madrid aprovecharon las lagunas del Granada en su banda izquierda para enlazar una jugada de toques que acabó con un taconazo de Ronaldo, que dejó el esférico a Carvajal, pero el de Leganés optó por chutar a romper y estropear la jugada. Fue la antesala del segundo, porque a la media hora James se sacó de la chistera una volea desde la esquina del área. El colombiano buscó el palo largo y el ¡oohh! generalizado se propagó por la grada a la par que el esférico entraba por la escuadra de la portería de un impotente Roberto.

El Granada tuvo una pequeña reacción con su primer disparo a puerta. Tal honor le cupo a Murillo, pero su falta de convicción se tradujo en un balón blando a las manos de Casillas (34'). Los diez minutos restantes del primer tiempo fueron un querer y no poder por parte de los locales.

Con los ánimos calmados se reanudó el choque. El Arabi tuvo que salir en lugar de un lesionado Success. Casillas y Roberto respondieron con solvencia a los respectivos chuts de Córdoba y Ronaldo en los primeros compases del segundo acto. La siguiente acción acabó con el balón dentro de la portería de Roberto. Ronaldo, con el tacón, asistió a Benzema que, solo ante Roberto, tuvo todo el tiempo del mundo para decidir a qué palo ajustar su disparo (53'). Dos minutos después Marcelo envió al balón al larguero. Y tres más tarde no llegó el cuarto porque el destino no lo contemplaba. Fue otra jugada colectiva de los blancos, con el enésimo taconcito incluido.
 Rochina, que poco antes había saltado al campo en lugar de Jhon Córdoba, tuvo la mejor ocasión del Granada en todo el partido. El de Sagunto, en el punto de penalti, quiso rizar el rizo y optó por quebrar a su marcador en vez de chutar casi a placer según le venía. Cuando quiso disparar ya tenía a varios rivales encima. La jugada continuó y el balón le volvió al rojiblanco, que en peor situación envió el esférico alto (66'). Un minuto después, cabalgada de Juan Carlos por la izquierda y su centro al área fue cabeceado alto por Sissoko. 
 
A todas luces el Madrid había levantado el pie del acelerador y el Granada pudo jugar algunos minutos en el campo visitante e, incluso, acercarse a las inmediaciones de la portería defendida por Casillas.
 
Con el partido totalmente decidido, los dos equipos se dejaron llevar por la inercia, cada uno conforme al talento de sus piezas. Así, como quien no quiere, el Real Madrid volvió a disponer de otra gran ocasión que desbarató Marcelo enviando es esférico al cielo de Granada (76'). Poco después Sissoko pujó en el área blanca y se encontró con un balón suelto entre las líneas defensivas de los visitantes, pero cuando estuvo en disposición de chutar se había quedado sin ángulo (78'). Cinco minutos después, otra clara ocasión para los de Caparrós. A Javi Márquez se le hizo inmensa la figura de Casillas y tiró casi al cuerpo del internacional español. La tremenda diferencia que hay entre los dos equipos se puso de manifiesto a trascartón porque el Madrid llegó en una jugada confusa y James marcó.
 
Aún tuvo otra ocasión el Granada, ya en el descuento. Fue una falta al borde del área ejecutada por Rochina. El balón fue repelido por los puños de Casillas. Esta jugada fue el colofón de un partido que tuvo más historia que la de los 90 minutos jugados. Todo empezó antes, pero la polémica desapareció en cuanto el balón se puso en movimiento.

 El encuentro entre el Granada CF y el Real Madrid no ha dejado nada satisfecho a la afición del Granada. Los seguidores del equipo rojiblanco afirman que "el Granada no ha hecho nada" y que quieren ver más fútbol. Igualmente reprochan a Caparrós que tenga sentado en el banquillo a jugadores como Rochina, Javi Márquez o El Arabi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario